nav
Domingo 20 de Agosto de 2017

Alex Campos en Acústico sencillamente fuera de serie

El imponente escenario, en tamaño real, evocó un ambiente citadino con varios aspectos: calles coloniales, entrecortadas con construcciones modernas, muy al estilo de Cartagena de Indias en la costa caribe.

  • Música Cristiana    
  • 9 may 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Ver Galería de Fotos

Después de varias horas de espera al aire libre, cargadas de fuertes lluvias, los cientos de asistentes al Auditorio Filadelfia – Puente Largo en Bogotá, lograron ingresar a lo que se denominó como el “Evento del Año”.

Tal y como se había anunciado semanas atrás, se llevó a cabo la grabación del nuevo proyecto de Álex Campos y su banda Misión Vida que llevará por título Acústico: El Sonido del Silencio, el cual, según el equipo de trabajo del salmista colombiano, saldrá al mercado en el mes de Agosto en CD y a fin de año en DVD.

El imponente escenario, en tamaño real, evocó un ambiente citadino con varios aspectos: calles coloniales, entrecortadas con construcciones modernas, muy al estilo de Cartagena de Indias en la costa caribe.

Con varios de los éxitos ya conocidos, pero con novedosos e impactantes arreglos y versiones, se interpretaron temas de las tres producciones anteriores del reconocido músico, con varios temas nuevos, entre los que cabe destacar El Sonido del Silencio, un rock denso con arreglos de cuerdas y el aporte exótico del charango, las quenas y las zampoñas andinas.

Los duetos, con Marcos Witt, Lily Goodman, Luis Campos y el Dr. P, fueron de gran impacto por la calidad de los arreglos y el acierto en la selección de los temas; según los comentarios de corrillo, La Fruta Prohibida con Dr. P y Sueño de Morir con Lily Goodman fueron los de mayor trascendencia en las vidas de los asistentes, sin demeritar lo realizado por Marcos Witt Y “Lucho” Campos con quienes se llevaron a cabo temas nuevos, obviamente desconocidos por el público.

El imponente escenario, en tamaño real, evocó un ambiente citadino con varios aspectos: calles coloniales, entrecortadas con construcciones modernas, muy al estilo de Cartagena de Indias en la costa caribe.

En la tarima, los grupos de vientos (trombones, trompetas y saxos) fueron parte vital de la grabación; del mismo modo, el pequeño coro (compuesto de tres personas) pusieron a vibrar las fibras más internas de los casi mil asistentes, que se repartieron en dos presentaciones, con sus arreglos de alto nivel.

La grabación, estuvo apoyada, de manera especial, por cuerdas en vivo, un acordeón, un conjunto llanero y otro de música andina, los cuales se encargaron de enriquecer el toque folclórico que el salmista suele poner en sus canciones, sumando fusiones especiales de ritmos, a las buenas bases de rock y pop.

Definitivamente, vale decir que el equipo de trabajo de MV Records, organizadores del evento, no escatimó nada para la realización de este magno proyecto, demostrando que si se pueden hacer las mejores cosas para Dios, dejando muy en alto la calidad de los eventos cristianos, que duele decirlo, pocas veces logran tan alto nivel.

Ver Galería de Fotos

Por: Andrés Bernal y Germán Garavito Rodríguez