Connect with us

Blogs

La sabiduría que transforma de gloria en gloria

La espiritualidad es un estado, una condición que se recibe no por lo que hacemos sino por la naturaleza que se nos ha impartido.

Avatar

Published

on

Primera Entrega

NOTICIACRISTIANA.COM.- 1 Corintios 2:14 Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.

2 Corintios 3:18

Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.

Romanos 8:29

Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.

El peligro que amenazaba a la iglesia de Corinto de mirar todo como una filosofía los había llevado a reducir la verdad del Evangelio a una NUEVA FILOSOFÍA DE VIDA.

La evidencia de que esto fue así fue el efecto que produjo en la iglesia.

Por eso, se puede determinar si la verdad que se posee es poseída como una enseñanza, como una doctrina, como una filosofía o se posee como algo vivo en relación a Cristo para ser transformados.

En Corinto ellos habían recibido la verdad de Evangelio de una manera plena y rica, pero la tuvieron solo en su mente natural y las consecuencias fueron la manifestación de lo que es sensual, de la tierra y diabólico.

Esto llego a niveles tan profundos que Pablo tuvo que entregar a cierto individuo a satanás para que la carne fuera destruida para que el espíritu fuera salvo en el día de Cristo.

La razón de todo esto Pablo la identifica como la carnalidad de los corintios.

1 Corintios 3:1

De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo.

Este texto nos introduce a los 3 tipos de estados o condiciones en la cual existe la humanidad.

Pablo habla del hombre natural, el hombre espiritual y el hombre carnal.

Identificar en cuál de estos estados y discernir en cual sabiduría está operando nos librara de una cantidad de dificultades en la iglesia.

Por eso cuando Pablo habla de la sabiduría de arriba o la sabiduría de Dios la presenta como un estado no como palabras y argumentos humanos.

1 Corintios 2:1-5

Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría.

2 Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado.

3 Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor;

4 y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder,

5 para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.

Así como la sabiduría del mundo produce una condición (un hombre carnal) así la sabiduría de Dios produce una condición (un hombre espiritual).

La espiritualidad es un estado, una condición que se recibe no por lo que hacemos sino por la naturaleza que se nos ha impartido.

Usted no es espiritual porque hace cosas, sino que hace cosas porque es espiritual.

Entre los corintios la sabiduría del mundo produjo divisiones (1 Corintios 11:18)

Si lo que recibimos no aumenta la medida de Cristo en nosotros, para la mente humana puede parecer interesante, pero en relación al propósito es irrelevante.

El verdadero conocimiento espiritual siempre producirá un aumento en la formación de Cristo en tu vida, siempre contribuirá al cumplimiento del eterno propósito de Dios.

Ese propósito eterno gobernado por la sabiduría de Dios está dirigido a cumplir 2 cosas.

1. Reconciliar todas las cosas en Cristo. Un acto realizado

Efesios 1:9-10 – dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo, de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra.

2 Corintios 5:19 – que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.

2. Conformarnos a la Imagen de Su Hijo. – Un proceso

Romanos 8:29 – Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.

Esta palabra “conformar” aparece solo 2 veces en el Nuevo Testamento, Romanos 8:29 y Filipenses 3:21 que dice:

El cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas.

El resultado final de todos los tratos de Dios con sus hijos es que nos parezcamos a Su Hijo.

El modelo del hijo lo presenta Juan en la escritura como ningún otro escritor de los evangelios.

• El Hijo vive por la vida del Padre – Juan 5:26; 6:57

• El Hijo comparte y expresa la gloria del Padre – 13:31-32; 17:4-5

• El Hijo está en el Padre y el Padre en el Hijo – 1:18; 14:10

• El Hijo refleja al Padre en sus palabras y obras – 12:49;14:9

• El Padre glorifica al Hijo – Juan 1:14; 8:50,54; 12:23

• El Hijo exalta al Padre – Juan 7:18;14:13; 17:1

Su Hijo es un espíritu vivificante, según 1 Corintios 15:45-49

Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante.

46 Mas lo espiritual no es primero, sino lo animal; luego lo espiritual.

47 El primer hombre es de la tierra, terrenal; el segundo hombre, que es el Señor, es del cielo.

48 Cual el terrenal, tales también los terrenales; y cual el celestial, tales también los celestiales.

49 Y así como hemos traído la imagen del terrenal, traeremos también la imagen del celestial.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas en todo el mundo. 


Continue Reading
Advertisement

Más leídas

Recibe Notificaciones de las nuevas noticias.    Ok No thanks