Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Connect with us

Ciencia y Tecnología

El día en que la fe salvó al ateo Stephen Hawking

Una de las caras más conocidas de su persona pública era su militancia atea. “Soy ateo. La religión cree en los milagros…”.

Publicado

en

REINO UNIDO.- La muerte del astrofísico británico Stephen Hawking es una noticia en todo el mundo. A los 76 años, se hizo famoso por sus teorías sobre los agujeros negros y también por hacer la física “pop”. Además de los libros que escribió, participó en varios programas de televisión, como The Big Bang Theory.

Una de las caras más conocidas de su persona pública era su militancia atea. “Soy ateo. La religión cree en los milagros, pero éstos no son compatibles con la Ciencia. En el pasado, antes de entender la Ciencia, era lógico creer que Dios creó el Universo. Pero ahora la ciencia ofrece una explicación más convincente. Lo que quise decir cuando decía que conocíamos la “mente de Dios” era que comprenderíamos todo aquello de lo que Dios sería capaz si existiera. Pero no hay ningún Dios”, declaró en 2014, en una de sus entrevistas más polémicas.

Hawking fue laureado como “genio” en el campo de la ciencia, aunque su vida personal escondía a una persona de moral cuestionable. Él se casó con Jane Wilde, una cristiana dedicada, en 1965 con la que tuvo tres hijos. La historia es relatada en la película “La Teoría de Todo” (2014), ganadora de un Oscar.

El científico sufría de esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y pasó décadas en una silla de ruedas con el auxilio de un respirador artificial. Sin embargo, traicionó a su esposa y desde 1990 tenía una relación con su enfermera, Elaine Mason, con la que se casó en 1995. Durante el segundo matrimonio hubo acusaciones de violencia doméstica contra él.

Otro aspecto polémico fue el boicot académico propuesto por él contra Israel y sus declaraciones de apoyo al BDS-movimiento anti-israelí- que le rindieron la fama de antisemita.

A pesar de su percepción de la religión como “nociva”, su esposa Jane Wilde escribió un libro llamado “Hacia el infinito”, que más tarde fue relanzado como el título de “La Teoría de Todo”. En la obra, ella relata cómo era su relación con Hawking y describe cómo, más de una vez, Dios salvó la vida del científico a causa de sus oraciones.

Una ocasión, en especial, se destaca en el libro. En 1985, cuando aún estaban casados, el científico entró en coma, atacado por una neumonía virulenta. Aunque ella dice que Hawking siempre despreciaba y ridiculizaba sus “supersticiones religiosas”, Jane cuenta que, ese día, los médicos dijeron que no había nada que hacer. Pidieron, incluso, su autorización para desconectar el respirador artificial para dejarlo morir con el mínimo dolor posible. La decisión de ella fue orar para que Dios le diera ” una oportunidad más “. El mismo día, su cuerpo reaccionó, y los médicos lograron tratarlo.

“Yo entendía las razones del ateísmo de Stephen, porque si a la edad de 21 años a una persona es diagnosticada con una enfermedad tan terrible, ¿va a creer en un Dios bueno? Yo creo que no”, justifica Jane en la obra de su autoría.

En una entrevista sobre cómo una cristiana practicante se casó con un ateo militante, ella afirmó que la enfermedad de la que padecía el astrofísico suele dar una estimación de vida de uno o dos años a los pacientes y él vivió más de 50 años después del diagnóstico.

“Creo que es un milagro que él continuó vivo. Para mí es muy difícil explicarlo”, asegura Jane. Si la fe de ella salvó la vida del científico, la ex esposa no puede decir lo mismo sobre el alma: “la única diosa de Stephen Hawking siempre fue la Física”.

[ Fuente: IB Times y ACI Prensa]

Continuar Leyendo
Advertisement

Ciencia y Tecnología

Físico ateo reconoce que “la ciencia no mata a Dios”

El físico y astrónomo brasileño Marcelo Gleiser recibió el Premio Templeton 2019, por mostrar que la ciencia y la religión no son enemigas.

Publicado

en

EE.UU.- El Premio Templeton 2019 fue para el astrónomo físico y brasileño Marcelo Gleiser que incluso sin creer en Dios, se dedica a demostrar que la ciencia y la religión no son enemigos.

Él es profesor de física y astronomía en el Dartmouth College de New Hampshire, Gleiser, de 60 años, nació en Río de Janeiro y vive en Estados Unidos desde 1986. Incluso sin creer en Dios, Gleiser reconoce que el conocimiento humano es limitado.

“El ateísmo es incompatible con el método científico”, dijo Gleiser a la AFP. “El ateísmo es una creencia en la no-creencia. Entonces usted niega categóricamente algo contra el cual no tiene pruebas. Mantengo la mente abierta porque entiendo que el conocimiento humano es limitado”.

El premio es financiado por la Fundación John Templeton, una organización filantrópica bautizada en homenaje al presbiteriano estadounidense que comenzó a “buscar pruebas de actuación divina en todas las ramas de la ciencia”, según el diario The Economist.

Es el primer latinoamericano en ganar el premio, creado en 1973, y va a recibir 1.5 millones de dólares, superando un 50% más que el Nobel el Nobel. La ceremonia de premiación será el 29 de mayo en Nueva York.

El físico se concentra en hacer que los asuntos complejos sean accesibles. El autor de cinco libros de habla inglesa y cientos de artículos en Estados Unidos y Brasil, Gleiser también explora cómo la ciencia y la religión intentan responder a preguntas sobre los orígenes de la vida y del universo.

“La primera cosa que ves en la Biblia es una historia de creación”, observó. “Sea cual sea su religión, todo el mundo quiere saber cómo el mundo comenzó”.

Aunque la ciencia tiene su metodología para explicar el origen del mundo, el físico cree que las explicaciones son limitadas. “La ciencia puede dar respuestas a ciertas cuestiones, hasta cierto punto”, apuntó Gleiser. “Debemos tener la humildad de aceptar que hay misterio a nuestro alrededor”.

Arrogancia científica

Gleiser cree que muchas veces las personas que creen que el mundo fue creado por Dios encaran a la ciencia como “enemiga”, “porque tienen una visión muy anticuada sobre ciencia y religión en la que todos los científicos intentan matar a Dios”, observó. “La ciencia no mata a Dios”.

Para el físico, que creció en una comunidad judía en Río, la religión no debe ser alejada de la ciencia.

“Cuando usted oye a científicos muy famosos haciendo pronunciamientos como ‘la cosmología explica el origen del universo’ y ‘no necesitamos más de Dios’, es un absurdo completo”, agregó. “Porque no explicamos el origen del universo”.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – AGENCIA DE NOTICIAS- Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Ciencia y Tecnología

Científicos israelíes crean colirio que puede sustituir anteojos

Experimento es capaz de alterar hasta dos grados la miopía y la hipermetropía

Publicado

en

ISRAEL. – Un equipo de oftalmólogos del Centro Médico Shaare Zedek y del Instituto de Nanotecnología y Materiales Avanzados de la Universidad Bar-Ilan, en Israel, desarrolló un colirio capaz de reparar córneas y mejorar problemas de visión de corta y larga distancia.

El experimento israelí logró alterar hasta dos grados la miopía y la hipermetropía en cerdos. La novedad fue presentada en el último Congreso de la Sociedad Europea de Cirugía Refractiva en Lisboa el año pasado, pero no se había publicado en revistas científicas.

Aún no se sabe por cuánto tiempo los efectos de ese colirio pueden durar y con qué frecuencia puede ser reaplicado. La previsión es que los ensayos clínicos en humanos se realicen aún este año. En caso de éxito, la expectativa es que el colirio disminuya e incluso elimine la necesidad de anteojos.

La ciencia en Israel

Desde su fundación, el Estado de Israel ha dedicado notables esfuerzos a la ciencia y a la tecnología. Las aportaciones israelíes en ciencia y en ingeniería han sido muy significativas. Los científicos e investigadores israelíes han realizado contribuciones relevantes a la genética, a la informática, a la electrónica, a la óptica y a otras industrias de alta tecnología. La ciencia israelí es bien conocida por su desarrollada tecnología militar, por su agricultura científica y por su medicina de vanguardia.

Israel ocupa el tercer puesto en gasto en Investigación y Desarrollo, el octavo en preparación tecnológica (de acuerdo al gasto de sus compañías en I+D, la creatividad de su comunidad científica, el número de ordenadores personales y el índice de penetración de Internet), el undécimo en innovación, el decimosexto en exportaciones de alta tecnología y el decimoséptimo en logros tecnológicos en la lista Nation Master de países en el mundo por estándares económicos.

Le puede interesar: 79 niños cristianos son secuestrados por radicales islámicos




Continuar Leyendo

Ciencia y Tecnología

Tratamiento contra cáncer recibe nombre bíblico

Tookad es activado por el láser para destruir células tumorales

Publicado

en

EE.UU.- Una empresa farmacéutica aprobada por la Federal Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos comercializará un nuevo medicamento para combatir el cáncer.

Sus creadores, originarios de Israel, la bautizaron como “Tookad”, un término del Antiguo Testamento usado para describir el “fuego eterno” que quedaba en el Templo para quemar el sacrificio. Para los judíos, se trataba de un mandamiento: “El fuego arderá continuamente en el altar; no se apagará”, (Levítico 6.13).

El Tookad promete ser revolucionario en el tratamiento de cáncer de próstata. La sustancia fotosensible es derivada de la clorofila y activada por el láser. El agente absorbe la luz de ese láser y transfiere la energía a las moléculas de oxígeno. Esta técnica mínimamente invasiva ayuda en la destrucción de las células tumorales.

Una vez activada, la sustancia activa en el Tookad, la padeliporfina, estimula la producción de altos niveles de sustancias conocidas como radicales de oxígeno, que causan la destrucción de los vasos que suministran sangre al tumor, con la consiguiente muerte rápida de las células del cáncer.

Normalmente, los medicamentos se nombran de acuerdo con sus ingredientes activos, que en este caso sería “padeliporfina di-potasio”. Pero, curiosamente, la FDA aprobó el nombre bíblico del nuevo medicamento. La expectativa es que pronto esté disponible en todo el mundo.

El Tookad ya ha sido aprobado en México y en más de 30 países europeos, además de Israel. Parte de la tecnología utilizada en el tratamiento fue creada por el Instituto Weizmann, de Israel.

Le puede interesar: Sequía en Israel pone en riesgo “mar de Galilea”




Continuar Leyendo
Advertisement

Redes Sociales

Advertisement

Más leídas