Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Connect with us

Iglesia

Pastores Mártires en Colombia

A finales de los 90, las iglesias evangélicas vivieron una época de zozobra en Colombia. Para entonces, en el sur del país, sólo de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia fueron asesinados dos pastores.

Publicado

en

Por Wolfgang Streich.

Durante las últimas décadas han corrido, en Colombia, enormes ríos de sangre. Si consideramos solamente los asesinatos de una u otra manera relacionados con móviles políticos, que significan muchos millares de vidas humanas violentamente destruidas, encontraremos seguramente una gran cantidad de víctimas pasivas, no propiamente identificadas con una causa. Muchas de esas víctimas fueron asesinadas por el solo hecho de ser parientes de otras víctimas o de potenciales víctimas; por haber sido testigos atónitos de la comisión de algún delito; por ser moradores de zonas de conflicto o por muchas otras razones similares.

Si examináramos más detenidamente muchos de éstos últimos casos desde nuestra perspectiva cristiana, encontraríamos entre ellos numerosos testigos de valores cristianos: hombres y mujeres que soportaron heroicamente los tormentos y la muerte por salvar otras vidas, o por rehusar convertirse en colaboradores de organismos criminales, o por adherirse a grupos y organizaciones donde buscaron materializar de algún modo su opción militante por la justicia y la solidaridad.

Encontramos a personas que habían hecho de la fe cristiana el eje de su vida y en ella fundamentaron todas sus decisiones y compromisos, que conscientemente asumieron, como exigencia de su fe, opciones de vida o de trabajo que les acarrearon la persecución y la muerte. A estos no podemos sino considerarlos como testigos ensangrentados del Reino de Dios.

Todos aquellos casos en que una muerte violenta tuvo efectos, intencionalmente buscados, de interrumpir o de castigar actividades en favor de la justicia que se cimentaron en opciones de fe, nos remiten forzosamente al concepto cristiano del Martirio.

Pastores Mártires

A finales de los 90, las iglesias evangélicas vivieron una época de zozobra en Colombia. Para entonces, en el sur del país, sólo de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia fueron asesinados dos pastores. Según las autoridades, ellos se negaron a cumplir una orden impartida por las Farc, que los conminaba a no predicar en sus zonas de influencia.

Primero fue Diego Molina, asesinado en 1999 en la vereda La Lindosa de Palermo (Huila). Un año después, en Santana Ramos, en jurisdicción de Puerto Rico, (Caquetá), fue ultimado a bala el pastor Carlos Zamboní. Por esos crímenes, hasta el día de hoy, no hay responsables.

Las autoridades colombianas atribuyeron a las FARC el asesinato de dos pastores evangélicos (Julio de 2007) , identificados como Jael Cruz García, de 27 años, y Humberto Méndez Montoya, de 63, en la aldea La Legiosa, al suroeste del país.

Hombres armados los sorprendieron en plena predicación al aire libre y se los llevaron a las 8 de la noche. Al otro día aparecieron sus cadáveres. Los misioneros Jael Cruz García y José Humberto Méndez fueron asesinados con tiros de gracia en la vereda El Dorado, a una hora de Colombia (Huila), de influencia de esa guerrilla.

Méndez, de 65 años, había creado hace 10 años la ´Misión Príncipe de Paz´ y recorría iglesias predicando el Evangelio. Un año atrás había ido de misión a Colombia y planeaba regresar en tres meses a Ibagué para continuar su labor con reclusos de la cárcel de Picaleña.

Según el comandante de la Policía, se desconocen las razones el asesinato aunque dijo que hay indicios de que los dos pastores habían sido acusados por las FARC de auxiliar a los grupos paramilitares en esa región colombiana.

Según testigos del doble asesinato, hombres fuertemente armados llegaron a la aldea en la que vivían Cruz y García, y tras obligarlos a salir de sus viviendas les dispararon a sangre fría.

Afirman los familiares de los pastores asesinados, jamás habían sido amenazados, ni acusados de colaborar con grupos armados ilegales.

El crimen, atribuido por las autoridades a las Farc, ocurrió el mismo día en que millones de colombianos se movilizaban en protesta contra esa guerrilla.

Las Iglesias Evangélicas colombianas denunciaron el asesinato de los pastores y aseguraron que hay un plan de amenazas de muerte de la guerrilla de las FARC para expulsar a los pastores, similar al que han puesto en marcha contra los alcaldes del país. Esta denuncia fue hecha pública por Alfredo Torres Pachón, presidente de la fundación «Cristianos por la paz», que reúne a las Iglesias Evangélicas colombianas.

Manifestaciones de las Iglesias Evangélicas a favor de la Paz

El 4 de Febrero (2008) en varias ciudades del mundo, millones de personas se unieron a la marcha por la paz de Colombia. La iglesia cristiana también fue parte de las voces que clamaron por la libertad de los secuestrados.

En Bogotá se vivieron momentos de mucha emotividad ante la imponente convocatoria de unos jóvenes que tocados por el dolor del secuestro, motivaron a la nación a salir a las calles y dar una voz de aliento y esperanza.

La iglesia cristiana se hizo presente en varios frentes de la ciudad. El pastor Héctor Pardo, de la Iglesia Tabernáculo de fe, recordó las palabras de Jesús: “bienaventurados los pacificadores, los que construyen puentes de paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Como hijos de Dios estamos acá para decirle al Señor que traiga la paz sobre nuestro país. Es un tiempo, no de protestar simplemente, sino de clamar al que tiene el poder de darnos la paz que intervenga en esta nación”, agregó Pardo.

La oración del pueblo cristiano fue testimonio fundamental durante el recorrido. Varias iglesias en Bogotá y en todo el país, marcharon dando testimonio de que hay una esperanza para la paz en Colombia, y es Jesucristo.

Oswaldo Pinzón, presidente de la Asociación de Ministros del Evangelio de Colombia (ADME) dijo que esta fue una oportunidad para que la iglesia cristiana se una, a través de sus pastores y miembros, para decirle No al terrorismo. La marcha no tuvo ningún color político pero representantes cristianos del gobierno local se unieron a esta voz de esperanza.

En el norte de Colombia la turística ciudad de Cartagena también marchó contra la violencia y el secuestro. Más de treinta mil personas salieron a caminar en el centro histórico de la ciudad y a ellos se unió una nutrida delegación de iglesias cristianas.

Adultos, ancianos, niños y hasta discapacitados desafiaron la temperatura. Según la Asociación de Ministros del Evangelio en el Departamento de Bolívar más de 35 iglesias cristianas participaron en la convocatoria ciudadana. Además se unieron para exigir la liberación inmediata de los secuestrados en poder de las FARC.

La Biblia y el Martirio

El significado bíblico del martirio se centra en el sustantivo griego martys, un “testigo”. Otras formas de la palabra son el verbo martyréo, “dar testimonio”, y el sustantivo martyría, que denota el contenido del testimonio dado.

En el Nuevo Testamento, martys designa a un testigo (Mateo 18:16; Lucas 24:48; Hechos 1:8), que puede morir por ese testimonio o no (Hechos 22:20; Apocalipsis 2:13; 17:6). La iglesia cristiana primitiva reconocía a mártires vivos y muertos, añadiendo así una segunda dimensión a la definición de mártir. Apocalipsis 12:11 describe a los mártires como los que han “vencido” a Satanás “por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio [martyría] de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte”. La actitud de “menospreciar sus vidas” es como un eco de las palabras de Jesús: “Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos… y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo” (Lucas 14:26). De este modo, el Nuevo Testamento describe como mártires a las personas cuya prioridad era dar testimonio del poder de Jesús, aun a riesgo de la vida.

El significado de martys, que designaba a alguien que es un testigo, se transformó gradualmente para indicar a uno que murió por haber dado testimonio. De aquí la definición: los mártires cristianos son “los creyentes en Cristo que pierden sus vidas en forma prematura, en situaciones de testimonio, como resultado de la hostilidad humana”.

En la iglesia cristiana primitiva, la muerte era con demasiada frecuencia el resultado del testimonio. De los once discípulos, todos menos Juan sufrieron el martirio. Juan también fue tratado como mártir pues el emperador Domiciano había ordenado que se lo echara en un caldero de aceite hirviendo. Sin embargo, el cuerpo de Juan no reaccionó como lo indican las leyes físicas al ser sumergido en el aceite. Frustrado, el emperador lo exilió a la isla de Patmos “por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo” (Apocalipsis 1:9).

La definición de martirio que da el Nuevo Testamento enfatiza, entonces, la virtud de dedicación absoluta del cristiano a las demandas de Jesús. De esta definición podemos aprender mucho acerca del martirio, no sólo de los que murieron como testigos, sino también de quienes estuvieron dispuestos y listos a morir pero que no cedieron a las demandas de los perseguidores sino sobrevivieron sólo por alguna forma de intervención o protección divinas.

La Fuente

Continuar Leyendo
Advertisement
Click to comment

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Iglesia

Iglesia devuelve 25 mil dólares al dueño de un Casino

“He dejado claro que no podemos quedarnos con eso”, enfatizó el pastor James Troglen.

Publicado

en

ALABAMA, EE.UU. – Una iglesia bautista de Alabama (EEUU), que sufrió grandes daños durante un tornado está devolviendo una donación de 25.000 dólares al dueño de un casino, alegando “conflicto de intereses”.

El cheque, que totaliza 25.000 dólares, no fue depositado por el liderazgo de la Primera Iglesia Bautista en Wetumpka. En la asamblea la semana pasada, los miembros decidieron devolver el dinero, aunque su templo continuó cerrado porque las reparaciones no se concluyeron.

“He dejado claro que no podemos quedarnos con eso”, enfatizó el pastor James Troglen al diario The Alabama Baptist. “Si esto impide que solamente una persona escuche de nosotros el evangelio, entonces no podemos quedarnos con esto”.

Troglen predicó sobre el tema durante un sermón a principios de febrero, basado en Mateo 17. La iglesia tiene una historia de oponerse a los juegos de azar.

Casinos Wind Creek donaron un total de 100.000 dólares a las iglesias de la región tras el tornado: 50.000 para la Primera Iglesia Presbiteriana, 25 mil para la Primera Iglesia Bautista y 25 mil para el departamento de policía. Sus respectivos edificios sufrieron grandes daños y el de la Iglesia Presbiteriana fue completamente destruido.

NOTICIACRISTIANA.COM CON INFORMACIÓN DE THE ALABAMA BAPTIST

Continuar Leyendo

Iglesia

Iglesias liberales están muriendo, pero las conservadoras crecen

El estudio muestra que la crisis teológica y moral resultó en el cierre de iglesias

Publicado

en

EE.UU.- Las iglesias protestantes más antiguas están en apuros. Un informe de 2015, hecho por el Centro de Investigación Pew, muestra que esas congregaciones, que en el pasado eran la mayoría en el escenario cristiano, están disminuyendo rápidamente en Estados Unidos. Perdiendo casi un millón de miembros al año.

Con menos fieles, disminuyeron las entradas y con ello entraron en declive. Decenas de templos están siendo cerrados anualmente.

Un número reducido de líderes llamados y pastores han hecho varios esfuerzos para revertir esta tendencia y volver a atraer a la gente a la iglesia. Hace casi 20 años el obispo anglicano John Shelby Spong publicó el libro “Por qué el cristianismo necesita cambiar o morir”.

Spong, un teólogo liberal, enseñaba que sólo crecerían las iglesias que abandonaran la interpretación literal de la Biblia y se adaptar a las transformaciones sociales. Esto incluiría, por ejemplo, aceptar el divorcio, el aborto y el matrimonio gay como “normales”. Irónicamente, el libro era presentado como un “antídoto” para el declive de las grandes denominaciones evangélicas.

Según The Washington Post, este tipo de teología expuesta por Spong sigue siendo popular, especialmente en los más tradicionales, tales como la Iglesia Metodista Unida, la Iglesia Evangélica Luterana, la Iglesia Presbiteriana de EE.UU. (PCUSA) y la Iglesia Episcopal.

Después de dos décadas, las cifras muestran que esa mentalidad liberal no sólo fue incapaz de resolver el problema de declinación en la frecuencia, pero en algunos casos dividió y debilitó las denominaciones.

En la Iglesia Unida de Canadá, un reciente estudio muestra que el 20% de los pastores afirmó no creer en el Dios descrito en la Biblia. Veinte y nueve por ciento cree en Dios, pero no lo ve como “sobrenatural”. Poco más del 2% dijo ver a Dios como una “fuerza” y el 15,6% percibe a Dios como una “metáfora”.

Entre los presbiterianos, por ejemplo, vino el Pacto Evangélico de los presbiterianos, que hoy reúne a 300 iglesias que se han cansado de la agenda PCUSA liberal.

Por otro lado, continúan con tendencia de crecimiento las iglesias pentecostales y las que no niegan la Biblia como Palabra de Dios.

La búsqueda

El estudio realizado por el Pew llama “Teología Materias: Comparación de las características de crecimiento y disminución de las iglesias protestantes,” se pueden leer en su totalidad aquí, en inglés.

El director de la investigación, David Haskell, observó que el estudio apunta como las iglesias que están creciendo “se mantienen firmes en las creencias tradicionales del cristianismo y están más involucradas en prácticas como oración y lectura de la Biblia”.

Haskell observó también que la confianza sentida cuando se le presenta un conjunto de creencias cohesionadas, acaba siendo atractiva para no creyentes.

La enseñanza de doctrinas centrales, consideradas verdades inalterables, hace que los visitantes ganen confianza. Esta confianza, aliada a un mensaje edificante, reconfortante o claramente positivo, es una combinación atractiva.

El estudio también encontró una correlación entre el crecimiento de las iglesias y las prácticas de sus pastores. Aquellos que declaran leer la Biblia diariamente y consideran el evangelismo “importante” logran mantener un crecimiento más sólido.

Por ejemplo, el 71% de los líderes de las iglesias en crecimiento leía la Biblia diariamente, mientras que sólo el 19% de los pastores de las iglesias que pierden miembros tienen ese hábito.

Además, el 100% de los pastores responsables de las iglesias en ascenso dicen que es muy importante alentar a los no cristianos a convertirse en cristianos”, en comparación con el 50% del clero de las iglesias con declive de la membresía.

Otro aspecto de la investigación fue cómo la alabanza influenciaba el crecimiento. Las congregaciones que optan por un estilo de adoración contemporáneo, con instrumentos musicales y cánticos, en promedio crecen más que las iglesias que optan sólo por un estilo “tradicional”, con órgano y un coro.

El material confronta otros estudios similares publicados en los últimos años mostrando que para las personas que frecuentaban las iglesias la teología que se enseñaba no era ‘relevante’.

NOTICIACRISTIANA.COM CON INFORMACIÓN DE CHRISTIAN POST Y WASHINGTON POST

Continuar Leyendo

Iglesia

Estacionamiento se convierte en iglesia para alcanzar a indigentes

Con la intención de involucrar a los indigentes en los cultos, la iglesia se estableció en un estacionamiento en el centro de Alabama, en los Estados Unidos.

Publicado

en

ALABAMA, EE.UU.- Los indigentes de la ciudad de Birmingham, en Alabama, pasaron a recibir la visita frecuente de Keith Akins, después de que se sintió llamado a hacer algo nuevo. “Queríamos entrar en los lugares oscuros y olvidados de la ciudad donde nadie iba”, dijo a Baptist Press.

Junto con su familia y amigos, Akins preparó las comidas y la distribuyó a los indigentes – a veces era posible conseguirle que comieran en los restaurantes. No importa donde fuera el encuentro, las enseñanzas de Jesús eran siempre el tema principal.

“Fue como leer el Evangelio”, describió. “Jesús adoraba sentarse y compartir una comida. Sólo sentíamos, comíamos y conversábamos normalmente. Construimos algunas relaciones fuertes”.

En aquella época, había comenzado una iglesia en su casa, la Church at Southside, que creció y necesitaba su propio edificio. Akins quería que fuera un lugar donde cualquiera se sintiera cómodo, pero los indigentes no se abrieron a la idea de asistir a un templo.

“Siempre he escuchado historias de que no tenían la ropa adecuada. Yo les decía a ellos que era diferente, que podrían venir exactamente como estaban, pero decían: ‘No, yo ya estuve en la iglesia antes’ y luego me contaban historias horribles. Eso rompió mi corazón”, dijo Akins.

La iglesia comenzó a reunirse en un espacio alquilado con la esperanza de incluir a los indigentes, pero ninguno de ellos entró por las puertas. “Me acuerdo que le pregunté a Dios: ‘Yo sé que el Señor los colocó en mi corazón, ¿qué quiere que haga?’. Y sentí el Espíritu Santo animándome: ‘¿Por qué no vas a ellos?’, contó.

En aquel momento, la congregación de 40 miembros desistió de renovar el contrato del alquiler y tuvieron la idea de ser una “iglesia móvil”. Ellos llevaron un camión con comida y se pararon en un estacionamiento en el centro de la ciudad.

En noviembre de 2016, en las primeras tres semanas, nadie apareció. Hoy más de 100 personas se reúnen todos los domingos en el estacionamiento de una agencia de publicidad.

Todos toman el desayuno juntos antes del culto y, al final, los indigentes reciben una cesta de alimentos. En los últimos dos años, la iglesia ha servido más de 10 mil comidas.

Akins destaca que la iglesia quiere recibir a todos con los brazos abiertos, no importa su condición. Si hay pecado, el amor de Jesús es capaz de transformar. “Son personas de diferentes estilos de vida. No todos los que vienen son desamparados – algunos están en casas y apartamentos de baja renta”, explica.

La generosidad pasó a ser una característica en la congregación del estacionamiento. Muchas veces, los miembros llevan dinero o comida para distribuir a las personas que necesitan más.

“Es una bella imagen del Reino de Dios”, dijo Akins. “Nosotros no tenemos todo planeado, pero Dios está trabajando”.

NOTICIACRISTIANA.COM CON INFORMACIÓN DE BPNEWS

Continuar Leyendo
Advertisement

Redes Sociales

Advertisement

Más leídas