nav
Jueves 16 de Agosto de 2018

Gays miembros de Iglesia de Inglaterra alegan ser expulsados de sus congregaciones

Una cristiana de treinta años, médica, dijo que fue forzada a dejar su iglesia en Londres y fue amenazada de condenación después de que el reverendo…

  • Iglesia    
  • 7 jul 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

INGLATERRA, REINO UNIDO.- La Iglesia de Inglaterra está experimentando una fase de tensión entre los fieles que están divididos sobre la flexibilidad teológica que viene haciendo en relación con los homosexuales. Ahora, los miembros involucrados en relaciones del mismo sexo se quejan de estar siendo expulsados ​​de las congregaciones.

El líder de la Iglesia de Inglaterra, el arzobispo de Canterbury, Justin Welby se negó a aceptar que la homosexualidad es pecado en una entrevista en octubre del año pasado.

Pero las iglesias anglicanas en otros países poseen una visión diferente, repudiando la aceptación hecha por la denominación inglesa en relación al estilo de vida LGBT.

Ahora, de acuerdo con The Times , miembros de la denominación no están satisfechos con la relatividad de las Escrituras a la cual la estarían reaccionando, invitando a los homosexuales a cambiar de vida. En otros casos, habría congregaciones menos radicales en lo que se refiere a la expulsión, pero removiéndolos de cargos de liderazgo como el cuerpo de músicos y servicios.

Jayne Ozanne, un homosexual influyente en la denominación, afirmó que abordará el Sínodo General el próximo mes sobre la situación, y preguntará si las iglesias que tomaron esas actitudes están violando las directrices oficiales de la Casa de los Obispos.

“Sabía de decenas de casos recientemente”, dijo Ozanne en un libro titulado Just Love ( “sólo el amor”), publicado el pasado martes 3 de julio, en la que describe la forma en que tuvo que pasar dos colapsos mientras intentaba reconciliar ser evangélico y sostener el estilo de vida homosexual.

Ozanne es uno de los siete fieles que reportaron haber sido confrontados por otros miembros, en una entrevista con el Sunday Times . Una cristiana de treinta años, médica, dijo que fue forzada a dejar su iglesia en Londres y fue amenazada de condenación después de que el reverendo descubrió que ella estaba en una relación con otra mujer.

“Él me dijo que tenía que parar esa relación inmediatamente. Podría tener los pensamientos, pero no actuar. Yo era un líder de club de domingo, líder de grupo de estudio de mujeres. Yo fui expulsada después de tres semanas [que el caso se hizo público]”, afirmó la médica.

Un amigo de su iglesia, que forma parte del grupo conservador evangélico trató de “ganar la espalda” con un correo electrónico que ella describe como “amor y apoyo”, pero se quejó de que su amiga reiteró que “la verdad de la Escritura es que Dios condena la homosexualidad y promete condenación eterna a todos los que lo practican.

“Estoy seguro de que has escuchado muchos versos [describiendo] cómo la homosexualidad es una abominación al Señor. Usted puede intentar … interpretar los versos … y justificar su pecado. El peligro es que esto te podría empujar más profundo en el agujero“, le dijo en el correo electrónico.

La médica, que ahora estableció unión con su pareja y tiene un bebé, dijo que tuvo que cambiar de casa porque un miembro de la congregación vino “literalmente derribando las puertas de mi calle para encontrarme y contarme sus opiniones”, dijo a la AFP.

Ella ahora se unió a otra iglesia, pero todavía está excluida de cualquier papel de liderazgo. “En Gran Bretaña, la mayoría de la gente cree que esto sólo puede suceder en un ambiente extremadamente musulmán. Ellos no creen que los cristianos fundamentalistas se comporten así … Mis padres lo habrían descrito como una secta. Mis amigos no cristianos creen que la iglesia ha enloquecido”, agregó.

Lisa Lewis es otra que alega haber sido obligada a dejar su congregación, llamada Trinity Cheltenham, una iglesia anglicana carismática que usa el lema “celebrando la vida”. Toda la confusión surgió después de que ella publicó mensajes de apoyo en las redes sociales.

En otro caso, un ex líder de jóvenes en Lichfield, Staffordshire, fue invitado a alejarse, a pesar de estar en una sociedad civil célibe. En mayo, la diócesis de Lichfield había emitido una instrucción formal a todos los ministros clericales y laicos para decir que las personas LGBT deberían sentirse bienvenidas y honradas, lo que generó críticas de otras diócesis.

[ Fuente: The Times ]