Connect with us

Ministros

Lo que dijo Benny Hinn sobre la frase: “No toques a mi ungido”

El hombre de 67 años reveló en un video viral que muchas personas hoy en día no temen ni se limitan a atacar al ungido de Dios y hablar en contra de ellos.

Ninro Ruíz Peña

Published

on

NOTICIACRISTIANA.COM. – La orden de no tocar al ungido de Dios se encuentra en dos lugares en las Escrituras: “No toques a mis ungidos; no hagan daño a mis profetas”, (1 Crónicas 16:22; Salmo 105: 15).

El televangelista Benny Hinn dice que ha visto a muchos hombres “desmoronarse” por “atacar” a los predicadores.

El hombre de 67 años reveló en un video viral que muchas personas hoy en día no temen ni se limitan a atacar al ungido de Dios y hablar en contra de ellos.

“Incluso los demonios no dirán lo que algunos cristianos dicen contra los hombres de Dios. Dicen: “Jesús, lo sé, y Pablo, pero ¿quién eres tú?” reconocen la unción en los hombres, pero algunos creyentes son tan ciegos como los murciélagos”, dijo.

“Los demonios nunca atacaron al hijo de Dios. Nunca dijeron que es del diablo, porque saben lo que es del diablo y lo que no. Reconocieron la autoridad de la unción de Dios, por eso dijeron: “¿Has venido aquí para atormentarnos antes de tiempo?” pero, algunos cristianos no saben qué demonios saben mejor que ellos”, resalto Hinn

“Si esos ungidos se equivocan, deje que Dios se ocupe de ellos, no los toque”, agregó.

Kenneth Copeland

Benny Hinn declaró que el líder cristiano de renombre mundial Kenneth Copeland se puso muy enfermo por hablar en su contra durante una reunión privada para predicadores en Australia.

Más tarde se disculpó, según Benny Hinn. “Un hombre de Dios dijo que te he tocado y te pedí perdón. Hermano, me sacudió cuando hizo eso. Porque un hombre de Dios entendió un principio del Reino, y él y yo somos los mejores amigos. Comenzó ese día. Lo honro por eso”, dijo Benny Hinn.

“No toques al ungido. Bueno, la gente dice que la Escritura en los Salmos (se refiere a) Israel. Tienes razón, pero nunca olvides que hay muchas otras Escrituras en el libro de Samuel donde David dijo: “¡No lo destruyas! ¿Quién puede poner una mano sobre el ungido del Señor y ser inocente? (1 Samuel 26: 9)”, dijo.

“Tocando al ungido, mira lo que le sucedió al pueblo de Israel cuando vino contra Moisés. Vea lo que le sucedió a Miriam su hermana cuando ella se enfrentó a él debido a su esposa etíope (cusita) (Números 12: 1). La lepra golpeó a su propia hermana”.

“La única razón por la que Aaron no murió cuando atacó a su hermano fue porque todavía llevaba la vestimenta del sacerdocio. Fue la unción del sacerdocio lo que lo protegió, y la muerte lo estaba esperando en el monte Hor (Números 20). Cuando se quitó la prenda, la muerte lo golpeó en un instante por atacar a su hermano”.

Benny Hinn también citó 2 Samuel 1:14 en el que David le preguntó a un amalecita: “¿Por qué no temiste en matar al ungido de Jehová?”.

Lo que otros dicen

Varios otros teólogos consideran el Salmo 105: 15 como quizás uno de los versículos bíblicos más mal utilizados, y dicen que muchos lo han torcido para manipular y obtener la “inmunidad” percibida.

Joseph Byamukama, un escritor y predicador ugandés que se matriculó para una Maestría en Divinidad en el Campus Hamilton del Seminario Teológico Gordon-Conwell, en Massachusetts, EE. UU., dice: ‘no tocar a mi ungido’ no debe usarse como una capa para cubrirse de la responsabilidad, ya sea moral o doctrinal.

En su presentación en byamukama.com, sugiere que la frase no se refiere a personas particulares protegidas del escrutinio público, sino a la Iglesia corporativa que se mantiene alejada del daño de Satanás.

“Es una advertencia contra el mundo que busca maltratar maliciosamente a la Iglesia de Cristo, Él fue quien se entregó a sí mismo…, no dejará que ninguno de sus enemigos quede impune”, dice.

“La Iglesia de Cristo como Israel espiritual (Rom 9: 6-8, 1 Pedro 2: 9) y el pueblo de la promesa de Dios, está segura en las manos de Aquel que la cuida”.

“No toques a mi ungido” no está en contra de cuestionar la actividad y doctrina sin escrúpulos del líder en la iglesia, sino sobre el compromiso inquebrantable de Dios con la salvación de su pueblo”, agrega.

JB Cachila, quien escribe para Christian Today, insta a que una interpretación incorrecta del Salmo 105: 15 haga que los creyentes idolatran a los ministros del Evangelio.

“Creen que el ministro siempre tiene razón y que nunca debe ser interrogado”, dice el autor.

Contexto

Para que comprendamos lo que significa el Salmo 105: 15, Cachila dice que la Iglesia necesita leerlo en contexto.

“El Salmo 105 es en realidad un salmo escrito por David, recordando la promesa de Dios a Abraham, y por lo tanto al pueblo de Dios. Sabemos que, según el Antiguo Testamento, Dios le prometió a Abraham que lo haría el padre de muchas naciones. La Biblia registra que la promesa de Dios a Abraham se hizo realidad en la forma de Isaac, que tenía a Jacob, de quien vino la nación de Israel”.

“Leímos en Éxodo y otros libros cómo Israel se convirtió en esclavo en Egipto, cómo Dios los libró de la esclavitud y cómo los condujo a la tierra prometida, la misma tierra que prometió a Abraham. Su viaje estuvo marcado con muchos desafíos y pruebas, pero el Señor estaba con ellos como lo prometió “.

“Del Salmo 105: 7-15 leemos que cuando Dios habló de sus “ungidos” y sus “profetas”, que nadie debe tocarlos y que nadie debe hacerles daño, se estaba refiriendo a su pueblo. De ninguna manera estaba especificando un solo ministro o cristiano. Se refería a todos los que le pertenecían”, dice Cachila.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas.


Comunicador Social con especialidad en Radio y Televisión. Diplomado en Teología por el Seminario Teológico de Nicaragua. Diez años de experiencia en periodismo cristiano. Manejo de Redes Sociales y SEO. Periodismo Digital. Actualmente supervisor de edición en NoticiaCristiana.com.

Continue Reading
Advertisement

Más leídas

Recibe Notificaciones de las nuevas noticias.    OK No thanks