Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Connect with us

Sociedad

Regreso del “Todopoderoso”

Ahora es Evan Baxter quien debe anunciar la buena nueva de que viene un diluvio. Con la ayuda de su esposa y sus tres hijos, deberá construir nada menos que una gigantesca Arca. (mira el trailer aquí).

Publicado

en

Lo cierto y verdadero es que el Dios que es protagonista de las películas de Hollywood es de lo más simplista que se pueda imaginar. Y las tres cintas que tenemos ahora mismo en la mente, films en los cuales Dios, no Cristo, es un personaje de primera línea, se parecen enormemente unas a otras.

Por ejemplo, vimos la supe-producción de John Huston “La Biblia”, de 1966, y Dos le ordenó a Noé (que es el mismo Huston, que se asignó la parte del león en su propia historia, porque esa es una Biblia sui géneris), que se fajara a construir toda una enorme arca e introdujera en ella a dos animales de cada especie, o sea, lo mismo dos corderos que dos tigres y leones, lo mismo (nos imaginamos, porque nunca los veremos en el film) dos gusanos que dos hipopótamos, y hasta dos aves de cada tipo, lo cual es algo incongruente porque esas vuelan y no tenían que navegar encerradas), sin explicarnos cómo demontres tigres y ovejas podían permanecer juntos durante semanas y semanas sin que los primeros se comieran a las segundas (a menos que no hiciera otro milagro: convertirlos a todos en vegetarianos), y tampoco cómo los pequeños e ínfimos como los citados gusanos evitaban ser pisados por los mastodónticos, y así le vemos haciendo desfilar a todos esos bichos y luego flotar sobre las aguas que cubrían todo el orbe.

Perfecto… aunque todo ello, leído y aceptado por pura y perfecta fe, se sienta muy bien, pero visto, teniendo en frente a todos aquellos motrúcalos desfilando hacia el interior del Arca (arca que, para tantos, debió ser mucho mayor, pero es posible que en época tan antigua no hubiera tantas especies, o que Noé discriminara), no nos parece tan verosímil, por mucha que sea la fe.

Luego, uno muy parecido al presente, el viejito del tabaco, George Burns, fue Dios en “Oh,God”, y convenció a John Denver, que no era más que el gerente de un supermercado, a que esparciera la “buena nueva” en el caótico mundo de 1977, cosa que, luego de muchos sobresaltos y de no creer, como le sucede ahora a Steve Carell, pues que el humilde mercachifle se decidió a hacer, o sea, se convirtió en un creyente de primera categoría y emprendió la muy difícil tarea de perifonear la palabra divina. Y lo más increíble fue… que le creyeron. Y tanto le creyeron que la película, sin ser un “best seller” o “blockbuster” o cómo le quieran decir gustó al público y a la crítica.

Y tanto le creyeron que los de Hollywood también aceptaron como buena y válida esa palabra divina esparcida por Denver y, tres años después, hicieron una secuela, “Oh, God, Book II”, pero esta vez no se les dio tan bien el milagro porque no gustó tanto al público y mucho menos a la crítica.

Y ahora es Steve Carell, un actor con un rostro pétreo, que luce impasible casi todos los minutos que aparece en pantalla, pero cuya aparente estolidez esconde resortes eficaces para la comedia ligera, es el John Denver del 77, mientras Morgan Freeman (por aquellos de evitar en todo lo posible que se les diga discriminan y ya fue el mismo personaje en “Bruce Almighty”) es Dios, un Dios simpático que gusta de hacer bromas y chistes y que al parecer tiene como segundo oficio ser domador y coleccionista de animales porque los consigue por cientos y los ubica en el instante y el lugar precisos, y vuelve sobre lo mismo que Burns: a que Carell, que ahora es el congresista Evan Baxter, anuncie la buena nueva de que viene un diluvio y, mientras, construye, con la ayuda de su esposa y sus tres hijos, nada menos que un Arca tan gigantesca que quepan en ella todos esos animales.

DE LA HISTORIA
Por supuesto, si Evan hace lo señalado no es por gusto sino porque Freeman, o sea, Dios, le pone de vuelta y media para que se decida a hacerlo. Nadie va a explicar cómo cinco personas normales de ciudad van a poder construir semejante trasatlántico a la rústica, muy a pesar del manual para construir arcas que le regala Dios a Evan, pero sí está muy aceptable que no bien este último tiene por fuerza que dejarse la barba y andar con una batola al estilo siglo X antes de Cristo todos le tomen por más loco que la popular Barajitas de los años 50 en Santo Domingo. Claro, es una fantasía, tan fantasía como “La Biblia” o la “Oh, God”.

Sin embargo, el guionista Steve Dodekerk se cuida de que no le digan que se le fue la mano. Es por esa razón que, bien, milagros, que los hay, desde la misma aparición de Dios que esté en todas partes hasta el cúmulo de animales reunidos para el show. Pero lo del diluvio se ve reducido a detalles más elementales y, sobre todo, más terrenales, como lo es la corrupción de altas autoridades gubernamentales, y que la “conversión” de Baxter no tenga por qué ser permanente.

No es Tom Shadyac un director de cine que vaya a deslumbrar a nadie con un despliegue de elementos cinematográficos que nos recuerde a Fellini o a Scott, pero por lo menos logra que su historia, la de Dodekerk, resulte llevadera, agradable, que funcione con cierta presteza que no nos da tiempo a sentirnos cargados o aburridos porque apenas pasa de la hora y media, lo cual es un gran ventaja en un relato cuyos datos pueden resultar reiterativos si se intenta siquiera exagerar para buscar más efectivismo de cara al espectador. Si se exceptúa la carga de animales, no hay otros detalles que estén fuera de la vida normal, no hay efectos especiales atronadores, no hay nada más que un guión con una buena inclusión de situaciones humorísticas y de “gags” visuales que son efectivos.

Sí, se hace evidente que la de Carl Reiner en 1977 fue algo mejor, pero la presente no es nada despreciable, y Steve Carell, el impasible buen actor humorístico, está muy bien en el rol principal, y Morgan Freeman, de nuevo Dios, nos cae bien, por lo menos tiene sentido del humor, una característica que nunca ha sido muy de los dioses, a menos que sean griegos o romanos.

Trailer:

Listin Diario

Continuar Leyendo
Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Dejar una respuesta

Sociedad

“Ser pastor me estaba matando”: La caída del ángel de la Iglesia

Toda iglesia debería cuidar a su pastor y cuando dijo esto me refiero a que no sea un lisonjero, lamebota, lamesuelas o un adulador, sino un amigo espiritual.

Publicado

en

A todos no sobra una piedra cuando alguien cae y sobre todo cuando es alguien a quien conocemos, amamos y nos falla, cuando creíamos que esta persona sería la única que jamás escogería fallarnos.

La noticia de que un pastor estadounidense apostató de la fe y posteriormente atacó a los de su iglesia me conmovió, porque al leer su declaración solo pude ver un corazón herido, desilusionado y confundido de su convicción por la que tanto defendió y sirvió.

Todos tenemos derecho a caer más de alguna vez de la gracia y no sé qué es más doloroso si la caída o las lanzas, las piedras y las espadas juiciosas de aquellos que creen ser más firmes y más santos que aquel que cayó.

Este amado pastor, lo llamo así porque aún lo ama Dios, y estoy seguro que al Señor le dolió su caída por su pecado cometido porque esa es la reacción de Dios, una reacción de gracia, de misericordia, de lentitud en cuanto a su ira, pero no sé hasta donde tenemos nosotros ese nivel de gracia cuando cae uno de nuestros líderes, hermanos o pastores.

Toda iglesia debería cuidar a su pastor y cuando dijo esto me refiero a que no sea un lisonjero, lamebota, lamesuelas o un adulador, sino un amigo espiritual interesado en poder ayudarlo cuando lo necesite.

Los pastores necesitan ser pastoreados, necesitan ser escuchados, necesitan ser apacentados y todo pastor debería buscar de ello en su iglesia o en su denominación y la misma iglesia debería ser consciente de que la salud física, psicológica y espiritual del pastor es vital para tener una iglesia sana.

Decidí opinar al respecto porque hace tiempo desde Noticia Cristiana he publicado muchas notas informativas de pastores que se han suicidado, y que el detonante de sus acciones ha sido la depresión y que el en campo ministerial esto se reduce a que las investigaciones afirman que el ministerio pastoral es uno de los trabajos más tensos entre todos los tipos de trabajo.

¿Los pastores deben ser lo más santos?

Hay muchos pastores que son renuentes a que los ayuden, muchos de ellos aparentan ser muy fuertes y que pueden con todo, pero muchas veces eso no es más que una reacción a su temor a no querer revelar su debilidad porque piensan que los pastores deben ser los más santos, los más maduros los más intachables, los más íntegros, en realidad debería ser así porque son el ejemplo más palpable en la iglesia, pero no siempre está eso en ellos como a uno le pasa cuando es simplemente un creyente.

Uno desearía ser más íntegro, más santo, menos carnal, más lleno del Espíritu, pero la carrera a la santidad es un camino angosto que no acaba y cuando pastoreas personas -y lo sigo diciendo es más fácil pastorear animales que personas- estas tan interesado por el bien de la iglesia que descuida el pastor su vida espiritual que termina siendo “candil de la calle y oscuridad de su casa espiritual”.

No seamos tan fariseos, tan sepulcros blanqueados o tan cretinos, muchas veces los pastores descuidan su vida espiritual y cuando digo esto, no es que ande en pecado pastoreando, sino que los ministros de Dios, por darles su tiempo a las ovejas, se olvidan que ellos necesitan tiempo a solas con Dios, necesitan tiempo para sanar las heridas que le hacen las ovejas, que les hace el lobo en el diario trajín de lidiar con personas que muchas veces son más cabros que ovejas.

Los ministros del Señor necesitan tiempo para hablar con alguien, para escuchar un consejo, para ser abrazado, para sentir ese amor fraternal o simplemente para escuchar: Pastor, gracias por su arduo trabajo, lo amamos siga adelante y aquí estamos para ayudarlo para que Dios lo siga usando para su gloria.  

No puedo explicar con palabras el valioso trabajo que realizan los pastores en las iglesias, sobre todo cuando entienden que “el buen pastor su vida da por las ovejas”.

La mayoría de los buenos pastores literalmente han dado su vida por las ovejas porque llegan a amarlas que en su vida no han desempeñado otro trabajo que el apacentar el rebaño del Señor por muchos años tratando de ser los más genuinos en su trato.

Creo que pocos han tenido la decencia de acercarse a su pastor para animarlo, honrarlo y estimarlo por amarlos tantos, hasta el extremo de soportarlos, tolerarles sus berrinchadas carnales, y dejar las 99 ovejas e ir en busca de ellos como la oveja 100, aunque muchos ya no crean que volverán al redil aquellas ovejas negras que alguna vez los fuimos y que gracias a ese amor de pastor nos volvimos a Dios.

Me llama mucho la atención de que los suicidios de pastores han ocurrido en Estados Unidos y Brasil, pero también en ambos países muchos ministros de Dios han muerto predicando en el púlpito dándome ejemplo de hombres de valor dispuestos a darlo todo por el reino de Dios.

Yo no me quiero meter a detallar o a refutar bíblicamente si el pastor o el cristiano que se suicidó perdió la salvación, no me compete a mí ese juicio porque sé que la gracia de Dios tiene muchos ministerios.

Sin embargo, creo firmemente que esto que sucede a nivel mundial indica el plan del diablo por destruir al ángel que Dios puso en la iglesia para que las mismas las ovejas despedacen como lobo al siervo que el Señor usó como instrumento para llevarlos a los pies de Cristo.

Para concluir quiero señalar que me duele leer del pastor que renunció y apostató diciendo: que muchas veces hay poca genuinidad en el cristianismo en y la misma iglesia y que eso lo caló al pastor y lo fue drenando hasta no creer más en Dios y terminar diciendo que tras 20 años en el pastorado, la Biblia sonaba a mitología griega.

“Todo el sistema está repleto de abuso. Y no sólo de arriba abajo, ciertamente hay líderes de la iglesia abusivos, pero los líderes de la iglesia también son abusados ​​por sus fieles. Las personas de la iglesia son muy buenas unas con otras”, dijo.

También me llama la atención de todo su discurso se refiere a que la iglesia se volvió en su contra y lo obligó a salir permanentemente. Yo sé que el trato de un pastor comparado con un creyente es muy diferente, pero, aunque no dice el pastor si hubo mediación, proceso de disciplina, investigación de la falta de cual se le acusaba, una iglesia no puede hacer diferencia a la hora de tratar el pecado cuando cae uno sus miembros. No puede ser más duro con unos y con otros más suave.

Tal vez la forma en cómo trató la iglesia el pecado del pastor fue el detonante para que él se justificara y siguiera en adulterio por un año como dice el diácono de la iglesia. Sin embargo, aunque la iglesia tiene toda la razón de destituir a su pastor de su cargo, toda iglesia debería tener mecanismos de gracia para tratar por igual todo pecado y reaccionar con gracia redentora a todo aquel que cae.

Todo pastor jamás debería decir que “ser pastor lo está matando”, porque estaría diciendo que apacentar las ovejas de Dios no valen la pena.

Desde esta plataforma digital insto a la iglesia compasiva, misericordiosa y llena de gracia que abrace, apoye, ame y aliente a su pastor, el ángel de la iglesia. Sin estos siervos de Dios qué sería de la iglesia, véalo como lo que es un siervo del Señor que no es perfecto pero que necesita de su ayuda para cumplir con su trabajo en la obra de Dios.

Si le es difícil hablar personalmente con él, mándele un mensaje de aliento cada semana, inclúyalo en sus oraciones, en sus ayunos, cuando lo vea abrácelo y estimúlelo con palabras o con algún obsequio, entienda que él es el mayor blanco de Satanás, nunca se sabe qué impacto tendrá lo que haga usted por él, pero sé que esto contribuirá al reino de Dios.

Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Por Nínro Ruíz Peña, corresponsal de Noticia Cristiana – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.

Continuar Leyendo

Sociedad

Mexicanos le dan gracias al dios Tláloc por hacer llover en México

También, hubo personas que consideraron que esta deidad era una mejor opción para ocupar la Secretaría de Medio Ambiente.

Publicado

en

MEXICO. – En una semana llena de contaminación, en la que predominó un cielo plomizo y espeso en la Ciudad de México, los habitantes elevaron sus plegarias a Tláloc, antiguo dios de la lluvia, para rogarle que lloviera.

Con una contingencia ambiental extraordinaria que obligó a la suspensión de las actividades escolares, la prohibición de salir a los espacios públicos a hacer deportes, miles de autos impedidos para circular y una semifinal del fútbol que se cambió de sede, los ‘chilangos’ (habitantes de la capital) dejaron sus esperanzas en el antiguo dios mesoamericano, o al menos eso insinuaron en redes sociales.

Cerca de las 18:45 horas (tiempo local) comenzaron a caer las primeras gotas y muchos habitantes de la capital voltearon al cielo y agradecieron a Tláloc por mandar una lluvia para ayudar a disipar la masa de contaminación que cubría la Ciudad de México.

Otros internautas pidieron que Tláloc se manifestara en los cuatro puntos cardinales, sin pena alguna.

Ante las críticas al Gobierno de Claudia Sheinbaum, del partido oficialista Morena, por la lenta respuesta que tuvo ante la contingencia ambiental, hubo quien llamó a votar por Tláloc para la próxima elección.

También, hubo personas que consideraron que esta deidad era una mejor opción para ocupar la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema), que la actual titular, Marina Robles.  

En tan solo una hora, Tláloc se convirtió en tendencia en Twitter en Ciudad de México, con más de 11.000 mensajes de agradecimiento.

La Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) determinó que, debido a los altos índices de contaminación, se suspendieron los servicios de guarderías del Estado, así como las clases en el nivel básico y medio superior en el Estado de México y en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La calidad del aire se ha visto afectada en los últimos cuatro días como consecuencia de los incendios forestales en la región centro y sur del país, lo que ha acrecentado el problema debido a un sistema de alta presión que evita la dispersión de contaminantes, las altas temperaturas y una prolongada sequía.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Sociedad

Bombero dice que fue ‘conducido por Dios’ para rescatar un bebé

El pequeño Kenneth quedó desaparecido por más de 60 horas después de alejarse de la casa de su familia, en Estados Unidos.

Publicado

en

Kentucky, EE.UU.- Un bebé de 1 año de edad fue encontrado vivo y en perfecto estado después de desaparecer por tres días en una zona rural de Kentucky, en Estados Unidos. Autoridades que participaron en la búsqueda están dando el crédito a Dios por su milagrosa supervivencia.

El pequeño Kenneth Howard quedó desaparecido por más de 60 horas después de alejarse de la casa de su familia el pasado domingo (12), cuando el país celebraba el Día de las Madres.

Él fue encontrado sentado en una roca de 15 metros de altura, a menos de 600 metros de la casa. Los equipos de rescate dicen que oyeron al chico llorando y lo encontraron en un área del acantilado.

Kenneth fue socorrido por un helicóptero de servicios médicos, pero estaba sano, aunque deshidratado y exhausto. Después de que fue rescatado, el bebé decía repetidamente ‘aquí toda la noche’, según los equipos de rescate.

Carter Conley, del equipo de rescate del condado de Magoffin, dijo que haber encontrado a Kenneth fue un milagro. “Le dije a su padre que es un día de orgullo. Fue un esfuerzo de equipo y Dios nos condujo en Sus manos para movernos de esa manera “, reconoce.

La búsqueda involucró a la policía estatal, más de 300 voluntarios, helicópteros, drones con cámaras térmicas, vehículos y perros.

Mientras que Kenneth había desaparecido, había vigilias de oración en apoyo de la familia del niño. Cientos de personas se reunieron para levantarse en oración y alabanza, intercediendo por el retorno seguro del niño. Pastores alentó a las personas a orar por el bebé cada hora, hasta que fue encontrado, informó la emisora ​​WKYT.

El padre del niño, Elden Howard, dijo que temía que Kenneth hubiera sido secuestrado y ofreció una recompensa de 5.000 dólares por su regreso.

La hermana de Kenneth, Tasha Howard, dijo que el rescate de su hermano fue la evidencia de la presencia de Dios: “Ha sido difícil, pero nunca he renunciado porque tengo fe. Sé que Dios está con nosotros, porque de lo contrario no lo habríamos encontrado”.

La policía de Kentucky aún está investigando las circunstancias que rodean la desaparición del niño. Los miembros de la familia creen que él pudo haber salido por la puerta de atrás de la casa mientras su padre estaba en el jardín del frente.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo
Advertisement

Redes Sociales

Advertisement

Más leídas