Connect with us

Sociedad

Cristianos salen a las calles de madrugada para orar por las prostitutas

Un grupo vinculado a la Iglesia Bautista se reúne a las dos de la madrugada al mes para orar por prostitutas y conducirlas hacia una nueva vida.

Ninro Ruíz Peña

Published

on

VIRGINIA, EE.UU.- Un pequeño grupo de voluntarios se reúne a las dos de la mañana al mes en el sur de Richmond, Virginia (EE.UU.), para navegar por la ciudad y llevar el amor de Dios a las prostitutas.

Los voluntarios se reúnen en el estacionamiento de un lugar de comida rápida, alrededor de las 23 horas, para un breve momento de orientación y oración antes de salir, de dos en dos, a lo largo de una calle repleta de moteles antiguos.

En unos 90 minutos a lo largo del camino, los cristianos hacen una pausa para orar por las mujeres y el barrio en general.

Recientemente, los miembros del ministerio supieron que hubo un tiroteo a primera hora de la noche y se encontraron con patrullas de policías y una ambulancia frente a uno de los moteles. La situación llevó a los cristianos a orar por los involucrados, incluso por el gerente del motel.

Valerie Carter Smith, directora de la Unión Misionera de la Mujer en Virginia (WMU, vinculada a la Iglesia Bautista, inició el ministerio de la calle hace diez años. Pat Eggleston se unió al ministerio algunos años después, ayudando a coordinar y liderar el esfuerzo voluntario.

Eggleston es una anciana que no combina con la imagen de alguien que camina por las calles de una zona de prostitución a medianoche o 1 de la mañana. Pero ella lo ve como una ventaja.

“La edad a veces es una oportunidad maravillosa”, dijo a Baptist Press. “Yo soy abuela y puedo abordar a la gente de esa manera. Muchas veces hay personas que piensan que soy demasiado vieja para hacer ciertas cosas, pero tenemos que usar las ventajas que tenemos. Dios dio una ventaja real a la vejez, y creo que tenemos que usar eso”.

Enfoque en las calles

En las conversaciones, los voluntarios buscan transmitir un sentido de dignidad a las mujeres. “Mi introducción generalmente es: Hola, ¿cómo estás esta noche? ¿Estás segura? Somos de la iglesia y nos gustaría tener un minuto y hablar con usted. ¿Hay algo sobre lo que podamos orar contigo?“, cuenta Eggleston.

Ella todavía observa que la mayoría de las prostitutas son adictas a las drogas y muchas están en esa condición para sostener su vicio. “Muchas de esas jóvenes realmente quieren salir. Ellas no querían ni comenzar. Muchas están buscando una salida“, afirma Eggleston.

La voluntaria Pat Eggleston ministra a prostitutas y otros en las calles de Richmond. (Foto: Pam Henderson / WMU)

El papel de la iglesia es ofrecerles la salida que buscan las prostitutas. “Nuestro objetivo es ser sal y luz para un mundo oscuro“, dijo. “Es un estilo de vida muy peligroso. Nosotros vamos y conocemos a la gente, hablamos con ellas, ofrecemos oración. Nuestro objetivo es llevar esperanza y ofrecer recursos”.

“No vamos a castigar a nadie. No estamos allí para juzgar o dar una corrección. Estamos allí sólo para levantarlas en oración y amarlas, tomar sus manos y abrazarlas”, destaca.

Eggleston tiene el doloroso recuerdo de un joven que pidió una oración. Dos semanas después, fue asesinado. “Siento que nuestro testimonio es a través de lo que nos oyen orar. Nosotros no vamos a corregirlos, pero cuando oyen nuestra oración por ellos y los conduce al Señor, esperamos que la esperanza sea sembrada en sus corazones y que ellos sientan la gracia de Dios”.

Smith explica que los voluntarios oran por los “encuentros divinos”, preguntando a Dios a quién deben abordar. “No tienen que ser los que están en la prostitución, hablamos con cualquier persona que encontramos”, cuenta.

Resultados eternos

Entre las herramientas del ministerio, los voluntarios distribuyen guantes en invierno y botellas de agua en el verano. También distribuyen panfletos que proporcionan números de teléfono para quien quiere buscar asesoramiento, programas de recuperación y un alojamiento de transición.

“Si llaman a mi número, yo los acompaño hasta el final. Yo no los dejo ir”, dijo Smith. “Vi a las muchachas recuperándose de la drogadicción y la prostitución porque las mujeres del ministerio oraron por ellas”, celebra.

Aunque los resultados no traen números masivos a lo largo de los años, Smith afirma: “Dios dijo: Su llamado es estar en las trincheras’. Sea luz en la oscuridad, para ser obediente a ese llamado. Estoy aquí para compartir las buenas nuevas del Evangelio de Jesucristo”.

“Es un ministerio en el que usted tiene que estar satisfecho por no saber si hizo la diferencia. “Yo nunca puedo ver a esa persona, pero tengo dos o tres minutos, tal vez, para amarla y poner algo alentador en su corazón”, dijo Eggleston. “Usted hace su parte y entonces Dios cuida del resto”.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Por Dale Chamberlain – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Comunicador Social con especialidad en Radio y Televisión. Diplomado en Teología por el Seminario Teológico de Nicaragua. Diez años de experiencia en periodismo cristiano. Manejo de Redes Sociales y SEO. Periodismo Digital. Actualmente supervisor de edición en NoticiaCristiana.com.

Continue Reading
Advertisement

Más leídas

Enable Notifications.    Ok No thanks