Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- La Iglesia de Dios de Ontario, Canadá y sus líderes, enfrentan multas cercanas a los $200,000 dólares por realizar servicios de adoración, pese a las órdenes de quedarse en casa.

La iglesia volvió a ser castigada durante el fin de semana del Día de los Caídos. Un grupo grande de policías armados interrumpió la reunión dominical  y ordenó a los feligreses abandonar las instalaciones inmediatamente. Además, cambió las cerraduras del edificio, negándoles así completamente el acceso, informa Global News.

A principios de este año Bruce Thomas, juez de la Corte Superior, ordenó a la Iglesia de Dios dejar de celebrar reuniones en interiores que superaran los límites provinciales.

El 30 de abril se descubrió que la iglesia había desafiado las órdenes, después de ver varios servicios dominicales que la iglesia transmitía en línea.

El 14 de mayo, la iglesia junto con 2 de sus pastores recibieron más de $100,000 dólares en multas. Y se ordenó que la iglesia fuera cerrada, hasta que la provincia permita reuniones de iglesias en interiores al 30 por ciento de su capacidad.

Los 3 domingos siguientes desde que se dictaron las multas se siguieron realizando reuniones con más personas de las permitidas. Por tal razón la policía presentó cargos por servicios al aire libre realizados en la iglesia el 16 de mayo, el 23 de mayo y el 30 de mayo. Los cuales fueron transmitidos en línea por la iglesia y se notaba que sobrepasaban la cantidad permitida.

La policía ha estimado que la más pequeña de estas reuniones tuvo poco menos de 300 personas, mientras que la más grande tuvo más de 400.

Declaraciones de los implicados

La abogada, Lisa Brost, dijo durante una audiencia judicial que: “la iglesia ha estado desafiando al gobierno por continuar celebrando servicios de adoración al aire libre”, y lo describió como una confrontación “intencional”.

La iglesia “hizo deliberadamente exactamente lo que sabían que no se les permitía hacer”. Y agregó que cree que se debería prohibir a la congregación apelar el cierre de sus instalaciones hasta que paguen por completo todas las multas pendientes en su contra.

Lisa Bildy, la abogada que representa a la Iglesia de Dios, condenó las restricciones del COVID-19 de Ontario como “destructivas para la democracia liberal. La carga ha recaído en la iglesia sin ninguna evidencia de que sus reuniones hayan causado brotes o enfermedades, y mucho menos la muerte durante el último año”.

La iglesia todavía puede apelar al tribunal para que le retiren el candado. Pero el juez Thomas dijo que “el tribunal tendrá en cuenta el hecho de que las multas pueden o no pagarse en cualquier solicitud posterior. Todas las multas deben pagarse de inmediato.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM – Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.