Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- Un hombre de 90 años llamado, Buddy McNabb, atribuyó a Dios el hecho de haber sobrevivido el fin de semana a las inundaciones en Tennessee.

Buddy, en compañía de sus tres perros, veía absorto cómo el agua le llegaba hasta sus hombros.

El nonagenario manifestó que vio cómo las casas rodantes rodaban por las calles producto de las inundaciones.

Pensó que iba a morir, pero decidió orarle a Dios y confiar en él.

El hombre aseguró haber estado tranquilo durante la tragedia: “Hablé un poco con Dios. Él respondió. No tenía miedo. Él me calmó, y nos quedamos allí y observamos».

Asimismo, el anciano asegura que Dios fue quien lo salvó: «Soy un creyente. Dios puso su mano sobre mí. No hay ninguna duda en mi mente…”

Las inundaciones en Tennessee arrasaron con carros, casas y personas. Los residentes trataban de huir desesperadamente del torrente de agua ocasionado por las lluvias.

Las inundaciones en Tennessee acabaron con la vida de 21 personas, incluyendo unos gemelos de siete meses, informa CNN en Español.

Según reportes, unas 25 personas están desaparecidas. Este número se redujo luego de que se reanudara el servicio de telefonía.

Te podría interesar

Talibanes asesinan a quienes tengan contenido cristiano en sus celulares

Jerusalén: Nube de humo «apocalíptica» cubre el Monte del Templo

Pastor Harrigan manifiesta que Dios no escucha a quienes son impíos

La historia de Jerusalén está cumpliendo con las profecías de Zacarías e Isaías

Advierten una escalada de persecución contra los cristianos en Afganistán


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM.- Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.


close

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial de NoticiaCristiana.com en tu bandeja de entrada, todos los días.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.