15°C New York
05/26/2024
Milagro de Dios: Bebé vuelve a la vida luego de 20 minutos tras oraciones
Evangelismo Sociedad

Milagro de Dios: Bebé vuelve a la vida luego de 20 minutos tras oraciones

Jun 11, 2022
Spread the love

NOTICIACRISTIANA.COM.- El parto del quinto hijo de Hannah estaba a punto de dar a luz cuando ella comenzó a sentirse mal, entendiendo que algo andaba mal y preocupada por su bebé.

Hannah dice que miró a la enfermera y dijo que no estaba bien. “Dije que sentía que me iba a desmayar. La habitación comenzó a estrecharse”, aseguró en una entrevista, informa Faithpot.

Esa situación hizo que el ritmo cardíaco de su bebé bajara. Pronto, el ginecólogo, el Dr. Kinion Whittington, dijo que era una emergencia importante .

El equipo médico rescató a Hannah y la remitió al quirófano para una cesárea de emergencia. Su esposo Jacob estaba justo detrás. “Todavía no había entrado el miedo, hasta que entré al quirófano y vi lo que estaba pasando”, contó.

“Abrí la matriz; solo había sangre por todas partes», explicó el Dr. Whittington. Además, recordó que el niño estaba «sin latidos».

Inmediatamente, el equipo comenzó la maniobra de reanimación del bebé, un niño al que se le dio el nombre de Uriah John.

“Todo dentro de mí quería acercarme a él, abrazarlo y decirle que todo estaría bien”, señaló Hannah sobre ese momento de desesperación.

Llamando a todos a orar

Preocupado, Jacob recuerda que «solo se enfocaba en la oración». Envió un mensaje a su familia para orar por el niño, ya que con cada minuto que pasaba, las posibilidades de supervivencia de Uriah disminuían.

El medico Whittington explicó que, por lo general, «después de unos diez minutos, si no tienes un ritmo cardíaco fetal, es solo un esfuerzo inútil».

Aunque pasó la marca crítica de diez minutos, el equipo siguió intentándolo. Finalmente, consiguieron un pulso. Pero el bebé había estado sin oxígeno ni flujo de sangre durante veinte minutos.

Incapaz de respirar por sí mismo, Uriah fue intubado y preparado para ser trasladado a otro hospital a 130 kilómetros de distancia. Hannah tendría que quedarse para recuperarse de la cirugía y la pérdida de sangre. 

El neonatólogo Dr. Eduardo Pérez explica que Hannah sufrió un desprendimiento de placenta y que Uriah “nació con problemas. Severamente comprometido, debido a un desprendimiento de placenta”.

Daño cerebral

Colocado en la UCI neonatal, a Uriah se le diagnosticó encefalopatía hipóxico-isquémica: daño cerebral causado por la falta de oxígeno y sangre. 

Jacob dice que le dijeron que su hijo “probablemente tendrá parálisis cerebral. Puede esperar convulsiones la mayor parte de su vida. Es posible que nunca sea capaz de alimentarse por sí mismo. Es posible que nunca pueda caminar; puede que nunca sea capaz de hablar”.

Lo mejor que pudieron hacer los médicos fue ponerlo en un tratamiento de enfriamiento de 72 horas para bajar la temperatura de su cuerpo y tratar de minimizar el daño. Aun así, había poca esperanza.

Confianza en Dios

El Dr. Pérez dijo que «el cuarenta por ciento no puede sobrevivir porque es muy grave y devastador».

Esa noche, la pareja le pidió a la iglesia y a las personas en las redes sociales que oraran por el pequeño Uriah.

“Si vas a orar, ora así. Si la Palabra de Dios dice que hablamos y creemos, entonces hablaré y creeré”, reforzó Jacob.

Durante los días siguientes, Uriah mostró más signos de mejoría y su exploración mostró una actividad cerebral normal. En el sexto día, estaba respirando por sí mismo.

A las tres semanas, Uriah fue liberado para irse a casa. Al año siguiente, alcanzó todos sus hitos de desarrollo. Entonces, en el chequeo de un año con el neurólogo, les dijeron: «Solo he tenido algunos otros casos en los que las personas se han recuperado por completo y solo les digo que Uriah es uno de ellos».

Uriah sigue siendo un niño sano, enérgico y feliz por el que oraron. “Oyes hablar de milagros, pero Dios me permitió ver este”, dijo la enfermera Bell.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM – Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.


You cannot copy content of this page