15°C New York
04/16/2024
10 cosas que tu esposa odia
Blogs Sociedad

10 cosas que tu esposa odia

Ene 6, 2024
Spread the love

NOTICIACRISTIANA.COM-El matrimonio, es una relación sagrada y hermosa, pero también requiere esfuerzo y compromiso.

A veces, los esposos pueden hacer cosas que molestan, o hieren a sus esposas, sin darse cuenta o sin intención. Estas son algunas de las cosas, que tu esposa odia, y cómo puedes evitarlas:

  • Ignorarla o no escucharla: Tu esposa necesita sentir que le prestas atención, y que te importa lo que dice. No la ignores cuando te habla, ni te distraigas con el teléfono, la televisión, o el trabajo. Mírala a los ojos, asiente, haz preguntas, y muestra interés, por lo que comparte contigo.
  • No ayudarla en las tareas del hogar: Tu esposa no es tu sirvienta, ni tiene que hacerse cargo, de todo lo que se refiere al hogar. Ella también trabaja, estudia, se ocupa de los hijos, o tiene otras responsabilidades.

Ayúdala en las tareas del hogar, como lavar los platos, hacer la cama, sacar la basura, o planchar la ropa. No solo le ahorrarás tiempo y esfuerzo, sino que también le demostrarás, que la valoras y la respetas.

  • No apreciarla o elogiarla: Tu esposa hace muchas cosas por ti, y por tu familia, y necesita saber que las reconoces, y las agradeces. No des por sentado, todo lo que hace, ni pienses que no necesita escuchar palabras, de aprecio o elogio.

Dile lo que te gusta de ella, lo que admiras de su personalidad, lo que te hace feliz de estar con ella. Hazle cumplidos sobre su aspecto, su inteligencia, su sentido del humor, o su bondad.

  • No pasar tiempo de calidad con ella: Tu esposa quiere compartir contigo, momentos especiales, divertidos, románticos o íntimos. No la dejes sola, o la relegues al último lugar, de tus prioridades.

Dedícale tiempo de calidad, donde puedas conversar, reír, abrazar, besar o hacer lo que les guste, a ambos. Planifica citas, salidas, viajes o sorpresas, que le hagan sentir que la amas, y la deseas.

  • No comunicarte, o expresar tus sentimientos: Tu esposa quiere saber lo que piensas, lo que sientes, lo que sueñas, lo que te preocupa, o lo que te alegra. No te cierres, o te guardes todo para ti.

Comunícate con ella, exprésale tus sentimientos, sé honesto, abierto y vulnerable. No temas mostrarle tu lado más humano, más sensible, o más frágil. Ella te apoyará, te consolará, te animará o te celebrará, según sea el caso.

  • No respetar sus opiniones o decisiones: Tu esposa tiene su propia mente, su propia voluntad, su propio criterio. No la trates como si fuera inferior a ti, ni como si no supiera, lo que hace. Respeta sus opiniones o decisiones, aunque no estés de acuerdo con ellas.

No la critiques, la juzgues, la menosprecies, o la contradigas. Escucha su punto de vista, reconoce su validez, acepta su diferencia, o busca un consenso.

  • No involucrarte en su vida o en sus intereses: Tu esposa tiene su propia vida, su propia historia, sus propios intereses. No la ignores, o la excluyas de tu mundo. Involúcrate en su vida, conoce su pasado, su presente, y su futuro.

Interésate por sus intereses, sus hobbies, sus pasiones, sus proyectos. Acompáñala, apóyala, alégrate, o entristécete con ella. Sé su amigo, su cómplice, su socio, su fan.

  • No ser fiel o leal: Tu esposa te ha entregado su corazón, su cuerpo, su alma. No la traiciones, ni la engañes, ni la lastimes. Sé fiel y leal a tu esposa, en todo momento, en todo lugar, en toda circunstancia.

No coquetees, no mires, no hables, no toques a otras mujeres. No le mientas, no le ocultes, no le inventes excusas. No pongas en riesgo tu matrimonio, por una aventura, una tentación, o una ilusión.

  • No liderar o proteger a tu familia: Tu esposa espera que seas el líder, y el protector de tu familia, que los guíes, los cuides, los defiendas, los proveas. No seas pasivo, indiferente, irresponsable o cobarde.

Sé activo, comprometido, responsable y valiente. Toma decisiones, asume consecuencias, busca soluciones, enfrenta desafíos. Sé el ejemplo, el modelo, el referente, el héroe de tu familia.

  • No crecer o mejorar como persona: Tu esposa quiere que seas, la mejor versión de ti mismo, que crezcas, que aprendas, que te superes, que te transformes. No te estanques, no te conformes, no te acomodes, no te dejes vencer.

Busca crecer y mejorar como persona, como esposo, como padre, como profesional, como cristiano. Lee, estudia, trabaja, ora, sirve, ayuda, cambia.

Estas son algunas de las cosas que tu esposa odia, y cómo puedes evitarlas. Recuerda que el matrimonio, es un regalo de Dios, y que debes cuidarlo, cultivarlo y disfrutarlo. Ama a tu esposa, como Cristo amó a la iglesia, y verás cómo tu relación se fortalece, se renueva, y se bendice.


Artículo por: Crosswalk.com.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM. Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse a nuestro boletín informativo. Y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.


Post Visitors:375

You cannot copy content of this page