Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Connect with us

Teología

Pastor refuta con Biblia postura de Papa sobre pena de muerte

Según el Papa, el mandato para oponerse a la pena de muerte viene de los diez mandamientos; el mandamiento ‘No matarás’ tiene valor absoluto y se aplica tanto a los inocentes y a los culpables.

Publicado

en

El pastor y teólogo Russell Moore, uno de los más influyentes líderes evangélicos norteamericanos, publicó un artículo en el que dice concordar parcialmente con la postura del papa Francisco acerca de la pena de muerte, y añadió que es necesario prudencia sobre el asunto.

Moore es presidente de la Comisión de Ética y Libertad Religiosa, un brazo de políticas públicas de la Convención Bautista del Sur (tenida por muchos como la mayor denominación protestante del mundo en número de iglesias) en Estados Unidos. En su artículo, destrincó la postura contraria a la pena de muerte adoptada por el actual pontífice católico desde el punto de vista bíblico.

El papa Francisco pronunció esta semana que la pena de muerte es “inadmisible”, cambiando oficialmente la enseñanza de la Iglesia Católica Romana sobre la pena de muerte. Él ya había pedido la abolición de la pena de muerte en todo el mundo en 2016. El catecismo actualizado de la Iglesia ahora considera la pena capital como “un ataque a la inviolabilidad y dignidad de la persona”. A continuación las palabras del pastor:

Según el Papa, el mandato para oponerse a la pena de muerte viene de los diez mandamientos; el mandamiento ‘No matarás’ tiene valor absoluto y se aplica tanto a los inocentes y a los culpables. Algunos pueden preguntarse entonces si el cristianismo consistente debería, como el Papa dice, ordenar objeción moral y política a la pena capital en todas las circunstancias.

Déjeme primero decir donde estoy de acuerdo con el papa. Él está absolutamente seguro sobre el valor de la vida humana. Me alegro de que se haya manifestado contra una cultura de la muerte que ve la vida como, en sus palabras, “desechable”. También es cierto en cuanto a la responsabilidad de la iglesia con los prisioneros, recordar a aquellos que están presos, ministrar a ellos y trabajar contra políticas que violan la dignidad humana o endurecen a los criminales en su criminalidad.

Dicho esto, no puedo convenir con el Papa Francisco que la pena de muerte sea, en todas las circunstancias, una violación del mandamiento de no matar.

Le puede interesar: Papa Francisco: “El tarot, las lecturas de la palma son idolatría

Hay, por supuesto, una corriente de pensamiento cristiano que se opone consistentemente a la pena de muerte. Esta es la tradición pacifista, representada en muchos lugares en la iglesia antigua y, por ejemplo, en iglesias anabaptistas. La visión pacifista ve todo acto de matar como moralmente equivocado, bajo todas las circunstancias. Esta visión se opone no sólo a la pena de muerte, sino también a la guerra o a la acción militar. Esta tradición prohíbe a los cristianos de servir en las fuerzas armadas o de autorizar acciones letales como magistrados civiles responsables de las fuerzas militares o policiales. Al menos desde Agustín, la Iglesia Católica Romana defendió el principio de la “guerra justa” en al menos algunas circunstancias, así como la mayoría del protestantismo. Pero es ahí donde está el debate: todo acto de matar o no matar.

Si alguien cree que el Estado puede ordenar que los militares maten a combatientes oponentes en la guerra, no se cree, por definición, que cada instancia del asesinato del Estado es una violación del mandamiento de no matar.

De hecho, la Ley Mosaica en la que se revelan los diez mandamientos prevé la pena capital en múltiples instancias. Ciertamente, los aspectos civiles de la alianza mosaica no se aplican fuera del orden teocrático de la nación del pacto de Israel, en el Antiguo Testamento. La nueva alianza aplica un mandamiento de pena de muerte en la antigua alianza a la excomunión de la iglesia en el nuevo (1 Corintios 5:13, Deuteronomio 13: 5). Sin embargo, el punto aquí es que la propia Ley Mosaica traza una distinción entre asesinato y ejecución legal por el Estado.

También: Papa Francisco le dice a hombre gay: ‘Dios te hizo así’

Además, la aplicación de la pena de muerte es anterior al código Mosaico. En la alianza con Noé, Dios prohibió el asesinato y, al mismo tiempo, hizo provisión para la pena de muerte en algunos casos. “Quien derrama la sangre del hombre, por el hombre, su sangre será derramada, pues Dios hizo al hombre a su propia imagen”, declaró Dios (Génesis 9: 6). Aquellos que se oponen a la pena de muerte dirían que eso sólo describe la realidad en lugar de prohibirla. Y, sin embargo, Dios parece fundamentar el derramamiento de sangre por el hombre en la dignidad de la vida humana. La humanidad, creada a imagen de Dios, es de tal valor que matar es soportar las más terribles consecuencias imaginables, la pérdida de la propia vida.

En el Nuevo Testamento, Jesús y sus apóstoles prohíben a la iglesia de ejercer venganza contra cualquiera (Mateo 5: 38-44) e incluso de juzgar a los que están en el exterior (1 Corintios 5:12). Y, sin embargo, en Romanos 13, después de que el apóstol Pablo llamó a los cristianos de la venganza (12: 14-21), Pablo habla del Estado romano “portando la espada” contra los “malhechores” por la propia autoridad de Dios (13): 1-5). Algunos argumentan (de forma poco convincente, en mi opinión) que ese “tenor de la espada” es poder policial, no pena de muerte. Pero el poder policial, si armado con armas letales, siempre lleva por lo menos la posibilidad de la muerte del malhechor. Si eso es siempre y en todo lugar asesinato, entonces merece la sanción completa del juicio moral de Dios.

Pablo no hace tal cosa, aunque la Biblia en otro lugar claramente llama injusta e inmoral la ejecución del inocente por el Estado (Apocalipsis 20: 4). El ladrón en la cruz, en su arrepentimiento, reconoce que sus acciones son de hecho merecedoras del castigo que él estaba recibiendo, que era la muerte, mientras que la ejecución de Jesús no era merecida y, por lo tanto, injusta (Lucas 23:41).

Esto no resuelve la cuestión de si debemos tener pena de muerte. Existen, en muchos lugares, serios problemas con la aplicación de la pena de muerte. Evidencias de ADN descubrieron lugares donde personas inocentes fueron ejecutadas; esto es inmoral y un acto de injusticia pública (Proverbios 17:15). Existen, en muchos lugares, disparidades raciales y económicas en la pena de muerte. Tal es una abominación para un Dios que es imparcial y exige imparcialidad en la justicia. Estos son problemas no sólo con la pena de muerte, pero con casi todos los aspectos de la justicia penal, incluyendo la sentencia de prisión.

Además: Respuesta del Papa cuando niño le preguntó: Mi padre murió siendo ateo ¿está él en el cielo?

Los cristianos pueden debatir si un Estado debe declarar una moratoria a la pena de muerte mientras reforma las prácticas injustas de condenación. Los cristianos pueden debatir si la pena de muerte es eficaz como disuasorio o si la pena de muerte es significativa en un mundo en el que los sistemas jurídicos retrasan por años la aplicación de la pena. Estos son debates prudenciales sobre la mejor manera de ordenar nuestros sistemas políticos, y no debates sobre si todo acto de asesinato estatal es asesinato y, por lo tanto, inmoral e injusto.

El Papa está aquí haciendo más que un argumento prudencial. Él está aplicando el mandamiento contra el asesinato a toda aplicación de la pena capital. En eso, creo que está equivocado. Podemos discrepar, con buenos argumentos de ambos lados, sobre la pena de muerte. Pero, al hacerlo, no debemos perder la distinción que la Biblia hace entre los inocentes y los culpables. El Evangelio nos muestra perdón para los culpables a través de la expiación que absorbe el pecado el propio Cristo, no a través de la negativa del Estado a realizar la justicia temporal.

 

Continuar Leyendo
Advertisement

Teología

Pastor alerta sobre los 5 falsos evangelios que se han infiltrado en las iglesias

El pastor Erwin W Lutzer, ex dirigente de la Iglesia Moody, en Chicago, Illinois, afirmó que hay cinco falsos evangelios actualmente.

Publicado

en

EE.UU.- Un renombrado pastor afirmó que la tradición evangélica permitió que algunas interpretaciones equivocadas sobre el Evangelio se perpetúen entre las iglesias y fieles, refiriéndose a ellas como falsos evangelios.

El pastor Erwin W Lutzer, ex dirigente de la Iglesia Moody, en Chicago, Illinois, afirmó que hay cinco falsos evangelios actualmente. La declaración fue hecha durante su participación en el podcast de “la mesa”, dirigida por Darrell Bock, director general de la participación cultural, en el Seminario Teológico de Dallas.

Durante la conversación, Lutzer enumeró cinco predicaciones equivocadas, siendo la primera la que habla sobre la “gracia permisiva”, que involucra a iglesias en el que las personas pueden ser alcanzadas por la gracia sin transformación personal.

“Tenemos que predicar sobre el pecado y hacerlo con compasión para que la gente sepa que necesita la gracia abundante e inmerecida de Dios”, dijo Lutzer, de acuerdo con Christian Post. “Pero hoy lo que usted encuentra es que hay muchas personas que predican la gracia antes de que la gente sepa que realmente la necesitan”, lamentó.

Bock entiende que ese es un problema de la “cultura occidental en particular”, diciendo que muchos occidentales tienen un sentido de derecho, “como si Dios les debía algo sólo por su mera presencia en el planeta”.

“Creo que el derecho consume una apreciación de lo que la gracia realmente significa, porque, usted sabe, usted no se acerca a Dios con un sentido de ‘Ten misericordia de mí; soy un pecador, usted viene a Dios con una actitud de decir: ‘Bueno, puedo negociar con usted sobre eso, y usted realmente me debe de una forma u otra’, comentó Bock.

El segundo falso evangelio según el pastor Lutzer es el “evangelio de la justicia social”, que él cree que muchas veces llevó el “evangelio de la conversión personal” a ser “dejado atrás”.

“La justicia social, por buena que sea, no es el Evangelio. Puede ser el resultado del Evangelio, dependiendo de cómo se define. Quiero decir, usted puede ir a África y a todos los hospitales que fueron construidos por misioneros “, explicó Lutzer. “Entonces, siempre tuvimos una conciencia social, pero la justicia social no es el Evangelio. El Evangelio no es lo que podemos hacer por Jesús; es lo que Jesús hizo por nosotros”, enfatizó el pastor Lutzer.

El tercer falso evangelio es la “nueva era” como un falso evangelio que puede entrar en una iglesia evangélica, y también el “evangelio de mi sexualidad”, que viene involucrando iglesias evangélicas que no denuncian los pecados sexuales.

El último descrito por Lutzer es como una amenaza para las iglesias evangélicas y es “entre el diálogo”, un diálogo específicamente con los musulmanes que ha sido descrito como “crislamismo”.

“Ahora, no me opongo a los debates. Y, por supuesto, yo también argumento que necesitamos hacer amistad con los musulmanes; podríamos hablar sobre eso mismo cuando se trata de otras cuestiones”, contextualizó el pastor Lutzer, que ilustró los tipos de diálogos interreligiosos sanos como el estudio sobre los aspectos sociales de otras religiones.

Lutzer afirmó que, en ese escenario, él compró un libro de apologética islámica que incluye declaraciones como “el islam siempre defendió la justicia hacia las mujeres; el islam siempre estuvo en la línea de frente de los derechos civiles; Mahoma fue un hombre de paz que intentó unir a judíos y paganos [en su creencia].

“Cómo usted lleva al islam a una audiencia que probablemente nunca vio un Corán, mucho menos lo leyó, o el Hadith, ¿y cómo usted los vende en una versión del islam que será aceptable? Y muchas personas están enamorándose de eso, y yo advierto contra eso”, añadió Lutzer, explicando que el propósito debe ser siempre el de estar listo para la defensa de la fe.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Teología

Papa Francisco acusado de herejía por 19 sacerdotes y teólogos

El pontífice católico fue acusado de herejía en una carta abierta al Colegio de los Obispos de la Iglesia Católica.

Publicado

en

VATICANO. – Un grupo de 19 sacerdotes y teólogos publicaron una carta abierta al Colegio de los Obispos de la Iglesia Católica acusando al Papa Francisco de “herejía”, considerada una de las más graves acusaciones que se pueden hacer a un clérigo.

En la carta, publicada en el sitio LifeSiteNews, los signatarios dicen que el Papa habría suavizado posiciones que van contra los mandamientos de la Iglesia Católica en diferentes asuntos. Hacen hincapié en que Francisco no tiene suficiente oposición al aborto, ha dado señales de apertura a los homosexuales y divorciados, y se ha acercado a los protestantes y musulmanes.

Este es otro signo del creciente enfrentamiento entre los católicos tradicionalistas (o ultraconservadores), insatisfechos con las declaraciones del Papa, y los partidarios del actual papado, según una observación de BBC News.

En 20 páginas de la carta, los signatarios dicen que tomaron “esta medida como un último recurso para responder a la acumulación de daños causados ​​por las palabras y actos del Papa Francisco a lo largo de varios años, dando apertura a una de las mayores crisis en la historia de la Iglesia Católica “.

Citan ocasiones como una conferencia celebrada en el Vaticano en 2015, en la que Francisco intentó relajar las reglas que impiden divorciados y personas en un segundo matrimonio de recibir la Comunión, una vez que la iglesia considera el matrimonio indisoluble y el nuevo matrimonio, un adulterio.

La carta también hace duras críticas documento papal “Amoris Laetitia” (alegría del amor), publicado en 2016, en la que Francisco pide una iglesia menos rígida y más llena de compasión por cualquier miembro “imperfecto”, como los divorciados y personas con segundo matrimonio.

Los acusadores también indican que el papa habría protegido o fue connivente con cardenales y obispos que estarían protegiendo abusadores sexuales o hasta cometidos abusos.

El documento todavía critica al Papa por haber dicho que las intenciones de Martín Lutero “no eran equivocadas” y por haber firmado un comunicado conjunto con luteranos en el que mencionaba los “presentes teológicos” de la Reforma Protestante.

La declaración que el Papa firmó en febrero, junto con un líder musulmán en Abu Dabi, también ha sido criticado en la carta. En la ocasión, el pontífice dijo que el pluralismo y la diversidad de religiones era un “deseo de Dios”, lo que irritó a conservadores católicos.

La acusación de herejía es raramente usada en la Iglesia Católica moderna, informa el reportero de la BBC, John McManus. Sin embargo, es una acusación seria, especialmente cuando se trata la la cúpula de la institución religiosa.

La acusación será juzgada por la Congregación para la Doctrina de la Fe, un departamento específico del Vaticano compuesto por seis cardenales, que evalúan “los delitos contra la fe y los delitos más graves cometidos tanto contra la moral como en la celebración de los sacramentos”.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Teología

Pastor denuncia que la sanación por la fe es como un “falso evangelio”

“Este hombre era un pecador, lo que significaba que su última necesidad no era la sanidad de Dios, pero la santidad delante de Dios “., dijo el pastor.

Publicado

en

EE.UU.- El pastor de la Iglesia Bíblica McLean, David Platt, denunció la sanación por la fe como un “falso evangelio” en un discurso en una conferencia evangélica, explicando que el verdadero evangelio es sobre Jesucristo perdonando los pecados.

Predicando en Marcos 2: 1-12, que registró la historia del evangelio de Jesús sanando a un paralítico que fue bajado de un techo a un hogar, Platt explicó que si bien el pasaje mostraba “dos necesidades urgentes” que Jesús abordó, las dos necesidades no estaban igual.

“La necesidad espiritual de este hombre era máxima. Más importante que incluso su parálisis física fue su malicia espiritual “, dijo Platt, y señaló que si bien el pasaje no dice si la parálisis se debió al pecado, fue evidente que” este hombre era un pecador, lo que significaba que su última necesidad no era la sanidad de Dios, pero la santidad delante de Dios “.

“Y esta es la última necesidad en todas nuestras vidas. Nuestra última necesidad nunca es física. Nuestra última necesidad es siempre espiritual”.

El pastor de Virginia cree que el Evangelio de Jesucristo no es “el evangelio que se predica en muchos lugares del mundo”.

“Mientras viajo por todo el mundo, hay tantos lugares donde se proclama un falso evangelio, que si crees en Jesús, serás sanado de todas tus enfermedades ahora”, explicó en la Conferencia Nacional de la Coalición del Evangelio en Indianápolis, Indiana, que tenía como tema “Conversaciones con Jesús”.

“Que, si confías en Jesús, estarás libre de tus enfermedades hoy. No es el Evangelio, porque el Evangelio es una noticia mucho mejor que esa”.

Platt argumentó que “nuestra última necesidad no es deshacernos de nuestros males, sino reconciliarnos con nuestro creador y esto es lo que Jesús ha venido a hacer”.

“El Evangelio no va a África y dice ‘confía en Jesús y tu VIH / SIDA desaparecerá. El Evangelio no va a América y dice: ‘Confía en Jesús y tu cáncer desaparecerá’”, continuó.

“El Evangelio se dirige a cualquier parte del mundo y dice ‘confía en Jesús y tus pecados desaparecerán'”.

Platt dijo que las personas necesitan un salvador que no solo tenga poder “sobre las enfermedades y los demonios”, sino más importante “alguien con poder sobre el pecado y la muerte”.

“Para todos los que confían en Jesús para el perdón de sus pecados, pueden saber que el cáncer no tendrá la última palabra. Los tumores no tendrán la última palabra. La enfermedad de Alzheimer no tendrá la última palabra. El Parkinson no tendrá la última palabra”, declaró Platt.

“El dolor no tendrá la última palabra. Los ataques cardíacos, las habitaciones de hospital y los cuidados paliativos no tendrán la última palabra. La muerte en sí misma no tendrá la última palabra porque ha sido derrotada por el Hijo del Hombre. Su nombre es Jesús y Él tendrá la última palabra”.

Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.

Continuar Leyendo
Advertisement

Redes Sociales

Advertisement

Más leídas