Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.-Estamos a unas pocas horas de despedir este 2019, ¡gracias a Dios!, y se que seguro tu tienes muchas ganas de culminar este año rodeado de amor, felicidad,prosperidad, paz y bien.

Deseas empezarlo con pie derecho con un montón de proyectos para los próximos meses, y parte de tu mayor ilusión es cumplir todos y cada uno de ellos.

A veces lograr los objetivos que nos proponemos a principios de año y saber cómo conseguirlos no es una tarea sencilla.

Vienen días duros, días difíciles y días de muchos retos. Muchas veces no llegamos a cumplir nuestros objetivos por falta de motivación o por nuestro orden de prioridades.

O simplemente no logramos cumplir ni entender ¿Porqué las cosas no nos salen bien?, pero la respuesta es simple, porque no tomamos a Dios en cuenta.

Nos creemos suficientes, superiores y hasta poderosos; creemos que por nuestras propias fuerzas lo merecemos y alcanzamos todo, ¡Y no es así!.

Es momento de reconocer que sin Dios ¡Nada es posible, porque separados de él nada podemos hacer! En el libro de Juan 15:4-5, dice la Biblia: “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer”.

Escaneo de preguntas

Es momento de hacer un stop en nuestras vidas y de pasarnos por un scanner y preguntarnos ¿Cómo me fue este año ? ¿Qué logré? ¿Algo faltó por lograr? ¿Qué metas y objetivos se alcanzaron?

¿Cuáles quedaron pendientes? ¿Qué puedo mejorar? ¿Por qué no fue mejor? ¿Por qué no se consiguieron algunas cosas? ¿En qué fallé y me equivoqué? ¿Cuáles fueron los errores que cometí? ¿Qué se dejó de hacer?.

Estas preguntas nos pueden dar una especie de guía y ayudar a realizar una buena y seria evaluación del año que terminó. Al mismo tiempo nos da un mejor panorama y una buena base para iniciar el otro año, el 2020  que nos espera.

Esto también servirá como un termómetro para saber que tan bien, regular o mal nos fue durante todo el año y nos ayudará para no volver a cometer los mismos errores y equivocaciones del pasado.

Hay que dejar atrás el Yo, no seamos egoístas. Somos buenos para planear lo que queremos, pero somos malos para involucrar e incluir al Señor nuestro Dios en nuestros planes, proyectos, sueños y deseos.

¡No es correcta esa actitud! Sobre todo porque sin Él no podemos lograr nada y no podemos hacer nada como Jesucristo lo dijo y Pablo lo enseñó en: Filipenses 4: 13. “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.

“Si el Señor quiere”

Aun hasta en los casos insignificantes debemos tener en cuenta a Dios en todo, ya que la vida es como la neblina y se nos va de las manos como dice: Santiago (4: 13-17)Cuando no sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece. En lugar de lo cual deberíais decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello”.

Si tenemos en cuenta estos concejos bíblicos terminaremos e iniciaremos un nuevo año en victoria, éxito y bendición. No dejes a Dios por fuera, inclúyelo en tus planes y todo te saldrá bien.


Publicado por:NOTICIACRISTIANA.COM.Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas y del mundo.