Connect with us

Blogs

¿Qué usos y costumbres prohíbe y permite la Biblia?

Algunos por sincero celo, otros por falta de conocimiento teológico, terminan predicando más costumbres humanas que las doctrinas bíblicas.

Publicado

en

NOTICIACRISTIANA.COM. – El tema “usos y costumbres” [1] siempre ha sido un tema de discusión en muchas comunidades evangélicas, especialmente en la pentecostal [2], sin embargo, siempre debemos recordar que la costumbre no genera doctrina, pero la doctrina genera buenas costumbres.

Sin embargo, algunos por sincero celo, otros por falta de conocimiento teológico, terminan predicando más costumbres humanas que las doctrinas bíblicas, lo que genera en muchos cristianos un mayor interés en las costumbres y prácticas que en las propias enseñanzas. bíblicas

Entonces, durante mucho tiempo, algunos líderes han perpetuado la difusión de sus ideas dogmáticas a través de prohibiciones sin base bíblica.

Ellos prohiben a sus miembros jugar a la pelota, mirar televisión, escuchar la radio y algunas reglas más comunes para todos, y otras están dirigidas a mujeres como el no cortarse el cabello, usar maquillaje, usar pantalones, etc.

Sin embargo, con el tiempo, la mayoría de estas reglas han sido abolidas, ya que son doctrinas humanas y carecen del apoyo bíblico adecuado.

Sabemos que la mayoría de estos líderes son muy piadosos en su espiritualidad, ya que creen que están actuando correctamente, pero estos líderes, al igual que estas comunidades, carecen de una teología y una enseñanza doctrinal más profunda.

Teología y doctrina

La palabra doctrina deriva de la doctrina latina, cuya forma verbal es docere, que significa enseñanza; etimológicamente significa algo que se enseña sistemáticamente.

En el contexto bíblico, la doctrina significa cualquier enseñanza extraída de la Biblia del estatuto cristiano, pero desafortunadamente pocos creyentes realmente conocen las doctrinas bíblicas, pocos lo estudian y pocos realmente la aman.

Hay al menos tres formas de doctrina:

La doctrina de Dios (4: 2; Mateo 7:28)

La doctrina de los hombres (Jer 23:16; Mt 15: 9)

La Doctrina de los Demonios (1 Tim. 4: 1; I Juan 4: 1)

Teología (doctrina) y usos y costumbres

Antropología significa el estudio del hombre, y en sus divisiones podemos encontrar la antropología cultural que es la ciencia que trata con lo que el hombre ha descubierto a lo largo de los siglos; Se divide en lingüística, tecnología, prehistórica y social.

Dentro del llamado grupo social se estudian las costumbres y tradiciones de una comunidad, familia u organizaciones; la palabra disfraz se puede definir en latín “suescere”. Lo que significa” acostumbrarse a “ser, algo a lo que alguien se acostumbra.

Por lo tanto, los usos y las costumbres son una forma de expresión que demuestra porte personal, grupal o comunitario, conducta, postura y comportamiento.

Costumbres no regla de fe

Siendo un asunto puramente humano, aunque en algunos casos puede estar en armonía con la voluntad de Dios, siempre que sea un derivado de doctrinas, ya que las costumbres no pueden servir como una regla de fe y conducta, pero en el caso de un grupo que adopta un grupo de doctrinas como en el caso bíblico, esto generará buenas costumbres como el carácter, la santificación, la ética, la moral y los valores cristianos.

Según el consultor doctrinal del pastor Antonio Gilberto da Silva CPAD, existen al menos tres diferencias principales entre la doctrina bíblica y las costumbres [3].

A – Origen

La doctrina es divina.

La costumbre en sí misma es humana

B – Alcance:

La doctrina es general

La costumbre en sí es local.

C – En cuanto al tiempo:

La doctrina es inmutable.

La costumbre en sí es temporal

Usos y costumbres en el pentecostalismo brasileño [4]

Desde el comienzo del movimiento pentecostal brasileño, muchos líderes han legitimado su discurso a través de la oralidad y a través de los dogmas.

 En muchas comunidades pentecostales de todo el país se siguieron las reglas de las convenciones y generalmente se establecieron en el tablón de anuncios de la Iglesia.

 Se les enseñó a través de estudios en los llamados “Cultos de la Doctrina”, donde enseñaron más allá del texto bíblico, los usos y costumbres, que generaron algunos radicalismos. [5]

Este radicalismo fue el resultado de la ausencia de una clara hermenéutica y una teología más consistente, lo que justificó un malentendido en el que muchos pastores y líderes.

Finalmente confundieron costumbres con doctrinas, que según Araújo definió la imagen de los pentecostales en las primeras décadas en suelo brasileño

“Los usos y las costumbres estaban profundamente arraigados en la propia imagen del pentecostés y en las representaciones estereotipadas y estandarizadas que la mayoría de los brasileños aún mantienen sobre ellos [6]”.

Sin embargo, los usos y costumbres adoptados por una denominación no pueden de ninguna manera dictar las reglas de la norma y la fe de una iglesia.

 Hay iglesias que tienen un gran elenco de costumbres, pero casi ninguna doctrina (teología) y costumbre.

Se impone por convenciones humanas de manera espontánea u obligatoria, por lo que la costumbre es humana, lo que puede generar una eisegesis [7].

Desafortunadamente, en muchos lugares los “usos y costumbres” se basan en “visiones” y “revelaciones”, sin embargo, muchos han olvidado que el verdadero propósito de los dones espirituales es edificar, consolar y alentar; pero nunca establecer “doctrinas”, “reglas” y “preceptos”.

No debemos confundir la doctrina con usos y costumbres

Por lo tanto, en algunas Iglesias, las Doctrinas de Dios se han confundido con las doctrinas de los hombres que constituyen el legalismo que genera costumbres exacerbadas, como las prohibiciones no bíblicas.

Según lo informado por el pastor Ciro Sánchez Zibordi en uno de sus libros, una experiencia que ocurrió en un Iglesia de cierta denominación evangélica en la ciudad de Sao Paulo:

“El trabajador le hizo una pregunta a una señora sentada en uno de los últimos bancos de la habitación, que llevaba un par de aretes. ¿Ya es creyente?

Ella asintió y respondió: Gracias a Dios. En desacuerdo, el pastor se dirigió a los miembros del coro a su derecha y les preguntó: hermanos, ¿el creyente usa aretes? ¡Noooo! Ellos respondieron.

Luego se dirigió a los jóvenes: Jóvenes, ¿un creyente usa un arete? ¡Noooo! Mirando hacia atrás miró a esa hermana bastante avergonzada.

 El pastor dijo a los diáconos: ¡Traigan a esta señora aquí, porque debe entregar su vida a Jesús! Los diáconos, también avergonzados, obedecieron la orden del líder: tomaron a la dama por el brazo y la llevaron al frente del púlpito…” [8].

No necesitamos legalismo, porque en Cristo somos suficientes

Finalmente, este triste episodio relata cuánto algunas denominaciones malinterpretan el proceso de santificación que tiene lugar de adentro hacia afuera y no desde afuera (I Tes . 5:23).

En Jesús somos libres de todo juicio. Debemos tratar de superar la barrera de las diferencias y proclamar a Cristo a través de nuestras acciones de servicio que presentarán al Señor como una solución para la sociedad actual.

Por lo tanto, nuestro Señor Jesús desea que todos sepan la verdad: “Si, por lo tanto, el Hijo los hace libres, ustedes serán verdaderamente libres” (Juan 8:36).

Sin prejuicios o simplemente dogmas humanos, pero a través del conocimiento de la palabra que libera y genera un cambio de mentalidad, porque en Cristo tenemos la suficiencia perfecta.

Sin embargo, debemos buscar diariamente practicar el fruto del Espíritu que son expresiones del carácter de Cristo en nuestras vidas. Según el pastor John MacArthur:

“¿Hay suficiencia en Cristo? Suficiencia absoluta El desafío para nosotros es conocer mejor a Cristo, servirle con fervor y estar más conforme a su imagen”. [9]

La acción del Espíritu en nombre de cada cristiano transforma esto de gloria en gloria de valor en valor, haciendo que cada cristiano se parezca más a Jesús.

Reflexionando sobre el tema de “usos y costumbres”, concluyo este texto con las sabias palabras del pastor Altair Germano.

 ” Prefiero la promoción de una conciencia del sentido común y la vergüenza, basada en los principios espirituales, éticos y morales de la Santa Palabra de Dios [10]”.

Bibliografía

[1] Para comprender mejor el tema, puede leer este libro: Lo que la Biblia permite y lo que la Iglesia prohíbe, escrito por el pastor y maestro Ricardo Gondim y editado por el editor de Christian World.

[2] Para comprender mejor los “usos y costumbres” en el pentecostalismo brasileño, puede consultar el blog del historiador Mario Sérgio Santana: http://mariosergiohistoria.blogspot.com.br/2015/08/usos-e-costumes-nas -ads.html.

[3] GILBERTO, Antonio. Manual CAPED. CPAD: Río de Janeiro, 2000.

[4] Se entiende por costumbres, un conjunto de hábitos, normas y dogmas.

[5] Según ARAÚJO (2014), existía una fuerte connotación para las costumbres y restricciones sobre el vestido, la bisutería, los productos de belleza y el corte de pelo, como lo destacan las famosas resoluciones de la convención, como la resolución de las Asambleas de Dios en Saint Kitts, Río de Janeiro, junio de 1946.

[6] ARAÚJO, Isael. Diccionario de movimientos pentecostales. CPAD: Río de Janeiro, 2015.

[7] Eisegesis: Interpretación de afuera hacia adentro, a diferencia de la exégesis, que es la interpretación del texto a partir de las reglas de interpretación y el texto hebreo y griego.

[8] ZIBORDI, Cyrus. Evangelios que Pablo nunca predicaría. CPAD: Río de Janeiro, 2006.

[9] MACARTHUR, John. Nuestra suficiencia en Cristo. Editorial de Cultura Cristiana: Sao Paulo, 2011.

[10] GERMANO, Altair. Usos y costumbres de ensamblaje: curiosidades.  Disponible en: http://www.altairgermano.net/2009/04/usos-e-costumes-assembleianos.html. Acceso el 07 de enero de 2018.

Por Orlando Martins


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Summary
¿Qué usos y costumbres prohíbe y permite la Biblia?
Article Name
¿Qué usos y costumbres prohíbe y permite la Biblia?
Description
El tema "usos y costumbres" [1] siempre ha sido un tema de discusión en muchas comunidades evangélicas, especialmente en la pentecostal [2]..
Author
Publisher Name
NoticiaCristiana.com
Publisher Logo

Blogs

¿Deberían los pastores hablar de temas políticos en el púlpito?

La inevitable tensión entre el papel pastoral como líder moral y espiritual y las políticas públicas es uno de los momentos en que los pastores deben buscar para navegar en la oración.

Publicado

en

NOTICIACRISTIANA.COM- Escuché que los fieles se quejan de que el pastor habla demasiado sobre política y es agotador. Mientras que otros líderes espirituales son criticados por hablar de este tema en el púlpito.

¿Deben los pastores de las iglesias locales hablar sobre temas políticos desde el púlpito? Si es así, ¿cuándo deberían hacerlo y sobre qué temas?

Históricamente, un gran número de estadounidenses ha buscado en sus pastores un liderazgo moral y espiritual, lo cual se ha mantenido hasta la fecha.

Por otro lado, la mayoría de los casos, las preguntas sobre la santidad de la vida humana, el racismo, los derechos humanos, el sexismo y la sexualidad, por ejemplo, tienen un nivel de significación moral completamente diferente a la política.

¿Qué hacer?

La inevitable tensión entre el papel pastoral como líder moral y espiritual y las políticas públicas es uno de los momentos en que los pastores deben buscar para navegar en la oración.

Como ministro bautista ordenado que ha servido en un papel pastoral en casi una veintena de iglesias y ha predicado aproximadamente 10 mil sermones durante el último medio siglo, esta es una pregunta con la que he luchado y he ayudado a muchos colegas a luchar por décadas pasadas hasta el día de hoy.

Cuando los problemas que enfrenta la congregación involucran problemas morales directamente tratados por una enseñanza bíblica significativa, entonces el pastor tiene la obligación moral y pastoral de compartir con su pueblo las enseñanzas de la Biblia sobre estos temas. 

Una cosa es decir que toda la vida humana es sagrada y debe ser venerada, y otra completamente distinta es respaldar remedios legislativos específicos que aborden el aborto y la eutanasia desde el púlpito.

Sin acepción de personas

Una cosa es dejar en claro “que Dios no hace acepción de personas” (Hech. 10:34) y otra muy distinta aprobar una legislación específica que busca combatir el racismo y el sexismo.          

Mi enfoque es que cuando se trata de propuestas o controversias específicas de política pública, lo trato de la siguiente manera: le explico a la congregación mi función como pastor. Sin embargo, siempre me han abordado personas para preguntarme lo que pienso sobre determinada política pública.

Hablar desde el púlpito sobre temas políticos es una manera de blasfemar en contra de Dios, ya que, esa no es la verdadera función de predicar en un altar.

Por: Richard Land


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM- Entérate de las mejores noticias cristianas evangélicas y del mundo.


Summary
¿Deberían los pastores hablar de temas políticos en el púlpito?
Article Name
¿Deberían los pastores hablar de temas políticos en el púlpito?
Description
Escuché que los fieles se quejan de que el pastor habla demasiado sobre política y es agotador. Mientras que otros líderes espirituales son criticados por hablar de este tema en el púlpito.
Author
Publisher Name
Noticiacristiana.com
Publisher Logo
Continuar Leyendo

Blogs

¿Cuál es el principal desafío al que se enfrenta la iglesia hoy?

Publicado

en

NOTICIACRISTIANA.COM- Como cristianos no somos solamente llamados a leer la Biblia sino también a estudiarla y sobre todo, meditar en esas palabras y verdades eternas. En este sentido, ¿cuál es el principal desafío al que se enfrenta la iglesia hoy?

En nuestra reflexión sobre los desafíos a los que nos enfrentamos en nuestros tiempos llegamos a un punto importante. Hablamos de la necesidad de la oración y de la esperanza de nuestra vida cristiana: estar con el Señor para siempre.

En nuestro tiempo tenemos todos los medios a nuestra disposición para leer y entender la Biblia. Pero a pesar de todo, da la impresión que no hay ni tiempo ni pasión por el estudio de la Palabra de Dios.

Me temo que también para los que predicamos y enseñamos regularmente esto es un peligro real. La rutina es el archienemigo del pensamiento meditativo.

Ejecutivo espiritual

El pastor evangélico hoy en día es una persona que se parece más a un ejecutivo de una empresa que a una persona que está de tú a tú con Dios y se ocupa de cosas más allá de este mundo. Lo digo sin la menor intención de ofender a nadie. Hablo por experiencia propia.

¿Cuántos pastores hoy en día todavía se permiten el lujo de encerrarse a diario en sus despachos para dedicarse a estudiar, orar, meditar y preparar sus mensajes escrupulosamente? Lo mismo es cierto para nuestros creyentes.

¿Qué importancia se da al estudio concienzudo de la Biblia? Me da la sensación que más que un creyente sabe más sobre la alineación y la táctica de su equipo de fútbol preferido que sobre los contextos y verdades más elementales de la Biblia. 

Tenemos programas de ordenador, Biblias online, comentarios de todo tipo -además muchos de ellos de forma gratuito- tenemos diccionarios bíblicos, Biblias de estudio y materiales de formación por un tubo. Pero -por regla general- los mensajes que se oyen los domingos son más superficiales e irrelevantes que nunca.

Desafío

Había un tiempo cuando al pueblo evangélico se le conoció como el pueblo de la Biblia. Y aunque hacemos todo tipo de promociones y campañas para promover la lectura de la Biblia, ese libro parece que entre nosotros es menos leído que nunca y mucho menos entendido.

Si como cristianos evangélicos no somos capaces de volver a las Escrituras, para someternos a ellas y sacar de la Biblia vigor, pasión, fuerzas y una cosmovisión radicalmente distinta del mundo que nos rodea al final nos perderemos en la irrelevancia. Ni servimos para el reino de Dios ni servimos para este mundo.

Pero el problema es no es solamente la falta de tiempo para leer y estudiar la Biblia. Todo esto tiene que ver -en mi humilde opinión- con la pérdida de un arte bien escaso hoy en día: la capacidad de meditar sobre lo leído.

A primera vista, parece que la meditación es algo que nos parece extraño, reservado para corrientes y religiones orientales. Pero la Biblia nos insta en muchos lugares a buscar y a pasar tiempo meditando la palabra.

Como cristianos debemos saber que reflexionar sobre la palabra de Dios es fundamental al momento de predicar, hablar y ofrecer una imagen de un verdadero cristiano. Pensemos en esto.

Por: José Hutter.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM- Entérate de las mejores noticias cristianas evangélicas y del mundo.


Summary
¿Cuál es el principal desafío al que se enfrenta la iglesia hoy?
Article Name
¿Cuál es el principal desafío al que se enfrenta la iglesia hoy?
Description
Como cristianos no somos solamente llamados a leer la Biblia sino también a estudiarla y sobre todo, meditar en esas palabras y verdades eternas. En este sentido, ¿cuál es el principal desafío al que se enfrenta la iglesia hoy?
Author
Publisher Name
Noticiacristiana.com
Publisher Logo
Continuar Leyendo

Blogs

¿Será posible abusar la gracia y cómo disfrutar de su fruto?

Estar preocupado o tener temor que la gracia motiva a la gente a pecar es una evidencia de la falta de entendimiento de lo que es la gracia.

Publicado

en

Primera Entrega

NOTICIACRISTIANA.COM.- Es imposible predicar la gracia y no escuchar los “peros y los suspiros”, además de cualificaciones y condiciones como: “la gracia hay que predicarla con mucho cuidado o las personas la abusaran”. Otra favorita de muchos es: “la gente puede usar la gracia como una licencia para pecar”.

O esta: “la gracia la tienes que predicar con balance porque de lo contrario te puedes ir a un extremo”.

El gran reto de los predicadores de la gracia (el único y verdadero evangelio) es que las personas oyen la palabra gracia y lo primero que le viene a la mente es Juan Calvino, Jacobo Arminio. ¿Acaso dice la Palabra que la ley vino por medio Moisés, pero la gracia la trajo Juan Calvino?

Jesucristo es la GRACIA personificada. La GRACIA = Jesucristo.

Juan 1:17

Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.

Por lo tanto, decir que es posible abusar de la gracia es como decir que puedes abusar a Cristo. ¿Puedes ver lo ridículo que son estos comentarios y las “preocupaciones”?

Para que no te quede dudas, todo lo que tu escuchas o dices como condiciones, cualificaciones y preocupaciones están fundamentadas en el temor, la mentira y la ignorancia.

Estar preocupado o tener temor que la gracia motiva a la gente a pecar es una evidencia de la falta de entendimiento de lo que es la gracia y lo que hace en la vida de los que han nacido de nuevo.

Cuando la gracia de Dios realmente se apodera de ti, es imposible que te motive a pecar. Lo que causa es que te acerques por amor y en fe, que es donde encuentras el deseo de caminar de una manera que agrade al Señor.

Solo alguien con mentalidad legalista tiene temor de predicar la gracia porque piensa que la gente se irá a pecar.

Para muchos es más fácil mantener a las personas obedeciendo por temor al juicio que enseñarles la obediencia por la fe.

Romanos 1:5

Y por quien recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia a la fe en todas las naciones por amor de su nombre;

Cuando subestimamos el poder de la vida de Cristo en nosotros, terminamos con un evangelio centrado en la voluntad humana para obedecer y no en el querer como el hacer que Dios mismo produce en sus hijos.

Filipenses 2:13

Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.

La gracia no es una licencia para pecar.

La gracia de Dios es el empoderamiento divino por la vida de Cristo en nosotros, para nosotros llegar a ser todo lo que él ha querido que seamos y hagamos lo que nos ha llamado a hacer.

Tito 2:11-12

Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente,

En este texto Pablo nos indica que la gracia nos enseña a renunciar la impiedad, a renunciar a los deseos mundanos en este siglo para vivir sobria, justa y piadosamente.

En otras palabras, la gracia te liberto del pecado para que no peques.

La manera en como la gracia hace esto es por medio del cambio de enfoque.

Imagínate a un niño en el piso jugando felizmente con uno de sus juguetes, sobre una mesa hay muchos otros juguetes más a los cuales el niño no le está prestando atención, de repente el padre entra a la habitación y le dice; ¿ves esos otros juguetes en la mesa? ¡no quiero que ni siquiera los toques? ¿entendiste?

El enfoque del niño estaba en el juguete con el cual él estaba jugando, sin prestarle atención a los otros juguetes, sin embargo, cuando el padre entro y le dijo lo que no podía hacer su enfoque cambio de lo que estaba disfrutado a lo que era prohibido. ¿Qué sucedió? El niño se cansó del juguete con el cual estaba jugando y se fue a jugar con el “juguete prohibido”.

Esto es precisamente lo que Pablo considera en Romanos 7:7, cuando dice que él no hubiera conocido el pecado a no ser que algo se lo mostrara, en este caso – la Ley.

Romanos 6:1-2

¿Qué diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?


Publicado en: NOTCIASCRISTINAS.COM – Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas en todo el mundo. 


Summary
¿Será posible abusar la gracia y cómo disfrutar de su fruto?
Article Name
¿Será posible abusar la gracia y cómo disfrutar de su fruto?
Description
Es imposible predicar la gracia y no escuchar los “peros y los suspiros”, además de cualificaciones y condiciones como: “la gracia hay que predicarla con mucho cuidado o las personas la abusaran”. Otra favorita de muchos es: “la gente puede usar la gracia como una licencia para pecar”. El gran reto de los predicadores de la gracia (el único y verdadero evangelio) es que las personas oyen la palabra gracia y lo primero que le viene a la mente es Juan Calvino, Jacobo Arminio. ¿Acaso dice la Palabra que la ley vino por medio Moisés, pero la gracia la trajo Juan Calvino?
Author
Publisher Name
NoticiaCristiana.com
Publisher Logo
Continuar Leyendo

Más leídas