15°C New York
05/30/2024
Ex atea conoció a Jesús estando moribunda en cama de hospital
EEUU EVANGELISMO - EEUU Sociedad

Ex atea conoció a Jesús estando moribunda en cama de hospital

Ago 10, 2022
Spread the love

NOTICIACRISTIANA.COM- Cassidy Kellagher, vivió una vida a espaldas de Dios; casi muriendo y sin esperanzas de salvarse de una terrible enfermedad, que la tenía moribunda, en una cama de hospital, que luego, la llevaría a aceptar a Cristo de la forma más inesperada posible.

Según su propio relato, llevaba una vida bastante única, era vegana extrema, se declaró pansexual, y era increíblemente egoísta. Ella misma dice que su conducta pasada, sería un motivo de vergüenza para la fe cristiana, relató a Faithpot.

Cassidy, hizo del veganismo su propio Dios; trabajó y luchó, por los derechos de los animales; participó además, en protestas, y llegó a usar un traje hecho de lechuga, frente a la Capitol Hill en rebeldía por el consumo de carne.

En el año 2019, se le diagnosticó una enfermedad de “Crohn”, conocida también como “enteritis regional”, la cual inflama de manera crónica, el tracto digestivo, y no tiene cura, que, en el peor de los casos, los síntomas son tan fuertes, que necesita de cirugía.

Salud deteriorada

Los dolores eran tan fuertes, y los daños al estomago tan severos, que perdió 28 kilos en tres meses, ya que su salud se iba deteriorando, sin importar la cantidad de medicamentos que tomara.

Estando interna, en plena celebración de fin de año, pensó que ya era su ultimo año; pero entró una mujer de apariencia jamaiquina, que ella jamás había visto, y empezó a orar por ella en ese momento. “Serás sanada”, le dijo la mujer.

Ella estaba esperando no amanecer con vida, pero cuando se despertó, ya no sentía dolor, y los médicos al ver tal evolución, decidieron dejarla ir a casa.

Tan solo un día después, volvió a su vida de antes, sin agradecer a Dios; por lo que ella, tratando de encontrar su luz, se unió a culturas como el budismo, pero el Covid-19 la golpeó, y recordó que la mujer que conoció en el hospital, oró por ella.

Dejando su orgullo de lado, se dio cuenta, y comenzó a creer, que si existe un Dios que cuidaba de ella, y que había aliviado su dolor.

“Muchos dicen que después de ser salvos, recibimos la bendición; pero en realidad la bendición es que somos salvos, y tenemos la esperanza de vivir con Dios, para siempre en el cielo”, expresó.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM. Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse a nuestro boletín informativo. Y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.


You cannot copy content of this page