15°C New York
05/21/2024
Muñoz: Polémica sobre el diezmo es por falta de conocimiento  
EVANGELISMO - LATAM IGLESIA - LATAM LATAM Sociedad

Muñoz: Polémica sobre el diezmo es por falta de conocimiento  

Abr 7, 2023
Spread the love

NOTICIACRISTIANA.COM – La práctica del diezmo despierta gran polémica, en la actualidad, entre los cristianos. En el sentido literal, el diezmo es la décima parte de todos los frutos adquiridos, que se debe entregar a Dios como reconocimiento de su soberanía, sobre lo que nos da. 

Si el diezmo debe ser comprendido como una ley del Antiguo Testamento, válida para los cristianos en el Nuevo Testamento, lo abordó Marisol de Muñoz, en el programa “Estudio Bíblico en Casa”, a través de una entrevista al pastor, Erik Muñoz. 

Marisol de Muñoz (MM-Entrevistador): ¿Por qué crees que hay polémica entre los cristianos, en relación al diezmo, si se debe dar o no, si es del Antiguo o Nuevo Testamento?

Erik Muñoz (EM): Creo es por falta de conocimiento de La Palabra de Dios. Eso hace que sea debatible, porque nunca lo han visto como Dios lo ve. Lo han visto como un impuesto. Algo que voy a perder o algo que me quitaban en el Antiguo Testamento y ahora no quiero que me lo quiten. Es falta de conocimiento de no verlo como Dios lo ve, como una bendición, una expresión de manifestación de mi lealtad a Dios y no al dinero. 

MM-Entrevistador: ¿Qué nos puedes decir en relación a Jesús con el diezmo? 

EM: Tenemos que saber que Jesús validó el diezmo, y Jesús diezmaba. Eso lo podemos corroborar en Mateo 23:23, donde Jesús se dirige a los fariseos de aquella época que diezmaban pero se olvidaban de la justicia, la misericordia y el amor. Luego, él mismo dice que hay que diezmar y amar al prójimo. Jesús no podía faltar a ese mandamiento, porque se descalificaba así mismo. Jesús, era cumplidor de la ley, por lo tanto,  diezmo y no había discusión.

MM-Entrevistador: ¿Cómo el diezmo, demuestra nuestro amor a Dios? 

EM: El diezmo es un revelador del corazón, Jesús dijo, donde esté tu tesoro, ahí estará tu corazón. Los cristianos que no diezman, aunque se enojen, no aman a Dios con todo su corazón. El dinero es el mayor recelador del estado del corazón de las personas. En La Biblia, se habla de hombres que dieron mucho, pero en relación a lo que tenían. En Lucas 23, se lee como Jesús, vio lo que daba la viuda y los ricos. La viuda dio poco, numéricamente hablando, pero en relación a lo que tenía, dió más, dijo Jesús. Si con mi dinero no contribuyó a la causa de Dios, es mentira que amo a Dios, con todo mi ser. 

MM-Entrevistador: ¿Por qué el diezmo nos recuerda, que todo es de Dios? 

EM: Cuando Dios creó a Adán y Eva, Dios puso un árbol en medio del huerto, y dijo coman de todos frutos, pero no de este. Mientras el hombre respeta la instrucción de Dios, dice que respeta a Dios y que depende de él. Pero, el día que paso esos límites, le digo a Dios, que ya no lo respeto. Entonces, cuando ya no diezmo, le estoy diciendo a Dios, que no me sostiene, que mi sustento es el dinero. Dios dice que cuando diezmas, recuerdas que no es el dinero quien te sostiene, sino Dios. A través del diezmo se mantiene ese recordatorio en nuestro corazón, que no vivimos sólo de pan, vivimos de toda Palabra, que sale de la boca de Dios. 

MM-Entrevistador: ¿Qué le dirías a esas personas que dicen que el diezmo es de la ley? 

EM: Son personas que no han leído La Biblia, porque es clara. La Biblia nunca presenta el diezmo en la ley. Abraham entregó diezmo a Melquisedec, de todo lo que había recibido, y Abraham no vivió bajo la ley, ni conoció a Moisés. Abraham no conoció,  la ley del Antiguo Testamento, que mandaba indefectiblemente diezmar. Luego Jacob entregaba diezmo de lo que recibía, entonces el hombre ya sabía diezmar, cuando no exquisita la ley de Moisés. No se puede decir con autoridad que el diezmo, es de la ley. El diezmo, no nació en la ley, es ignorancia decir que es parte de la ley. Nunca el diezmo nació en la ley, porque ya existía la práctica, la ley lo hizo fue reforzar, al darse cuenta que los hombres no estaban diezmando.   

MM-Entrevistador: ¿Qué piensas sobre que el diezmar va acompañado de la gratitud? 

EM: Obviamente todo lo que hagamos debe ir movido por la gratitud de Dios y el reconocimiento que él ha dado todas las cosas, comenzando con la vida y las fuerzas que nos da. Cuando yo diezmo, es una expresión de gratitud y honra a Dios, por todo lo que me ha dado. El diezmo, es una expresión de gratitud, cuando Israel venía a diezmar u ofrendar, Dios le decía lo hiciera con gozo.  

MM-Entrevistador: ¿Cuál es la diferencia entre dar, ofrendar y diezmar? 

EM: El diezmo, es regresar el 10% de lo que Dios considera suyo, el diezmo es de él, no es mío. Cuando yo doy una ofrenda estoy dando del 90%, que a mi me quedo, por así decirlo, y de ese 90%, yo deseo darle al Señor. Pero, Dios manda a que se le entregue el 10%, de lo que nos ha dado, y del otro 90%, tú puedes hacer lo que desees.

Entonces, cuando yo diezmo, solo estoy devolviendo a Dios, lo que es de él, y derrama bendiciones, sobre nosotros. Dar es dar de ese 90%, que me quedo, en 2 Corintios, dice que Dios ama al dador alegre, porque de lo que era mío, estoy dando a Dios. Hay mucha diferencia entre diezmar y dar. Diezmar es regresar lo que es de Dios, y dar u ofrendar, es dar de lo que a mi me quedó, una ofrenda. 

MM-Entrevistador: ¿Por qué Dios dirá que negarse a diezmar, es robar? 

EM: Por lo mismo que hablamos, Dios reclama como propio el 10%. Si me niego a devolver, lo que es de Dios, me constituirá como un ladrón. A la gente, no le gusta diezmar, dicen que estamos en la época de gracia, pero nada tiene que ver con la gracia. Es un principio que ni siquiera es evangelico, es un principio de una conducta social. Si yo no devuelvo lo que es de Dios, soy un ladrón. 

MM-Entrevistador: ¿Una de las connotaciones del diezmo, es la oportunidad de demostrar que Dios, existe, cree que esto es así? 

EM: Más creo que es una oportunidad para demostrar que yo confió en Dios. Una oportunidad de decirle, yo confió en tí, en la abundancia y en la escasez. Entonces, cuando diezmas demuestras que confías en ese Dios, que existe. 

MM-Entrevistador: ¿Cómo Dios resiste al devorador? 

EM: En Malaquías capítulo 3, está una promesa de parte del Señor, que dice: “yo reprenderé al devorador por vosotros”.  Hay un principio bíblico que indica que todo lo que el hombre siembra, cosecha. Entonces, al robar lo que es de Dios, puedo ser víctima de un robo. Cuando no devuelvo lo que es de Dios, el devorador que es Satanás, encuentra una puerta abierta. Entonces, Dios no tiene porque reprenderlo, porque yo le dije que entrará. Sacamos automáticamente a Dios, y le decimos al devorador, entra tú. Al diezmar, yo le recuerdo a Dios, que deseo que cubra mis finanzas, economía, mi vida y que reprenda al devorador. 

MM-Entrevistador: ¿Cuál es el lugar que Dios ha dicho dónde debo diezmar? 

EM: Recordemos que Abraham su diezmo lo entregó a Melquisedec, el sacerdote que representaba a Dios, en la tierra. La gente crítica que lleven el diezmo al pastor, a la casa evangélica. En realidad el diezmo, se los estás llevando a Dios, quien se hace representar en ese lugar. Los diezmos deben llevarse, a un lugar, donde Dios se hace representar y donde dice está su sacerdocio, y esa es la iglesia. Si la persona diezma llevando a una institución de beneficencia, entregando a los huérfanos o a indigentes, está equivocada. Nadie puede decidir qué hacer con los diezmos como si fuesen propios, porque no son nuestros. En la ley era más claro porque el diezmo debía ser llevado al alfolí, y llegar hasta Jerusalén y presentarlos a los levitas.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM.- Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.


You cannot copy content of this page