Connect with us

Sociedad

ONU trata aborto como un “derecho humano universal”

El Comité de Derechos Humanos pide “acceso seguro al aborto para proteger la vida y la salud de las mujeres embarazadas”

Ninro Ruíz Peña

Published

on

NUEVA YORK, EE.UU.- El Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas elaboró un memorándum que sugiere que el aborto y el suicidio asistido deberían ser “derechos humanos universales”. Llamado de “observación general” en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el texto pide que el aborto sea despenalizado en todos los países.

“Los Estados miembros deben proporcionar acceso seguro al aborto para proteger la vida y la salud de las mujeres embarazadas y en situaciones donde llevar un embarazo a término causaría a la mujer dolor o sufrimiento sustancial …. Los Estados miembros no deben aplicar sanciones penales contra mujeres sometidas al aborto o contra médicos que las ayudan a hacerlo … “, dice el trecho más incisivo sobre el tema, contenido en el punto 9.

La comisión presentó el proyecto que está encabezado por la ex presidenta de Chile, Michelle Bachelet. El aborto era ilegal en Chile hasta agosto de 2017, cuando los legisladores del país decidieron despenalizar la interrupción del embarazo en los casos de violación, anormalidades fetales fatales y cuando la vida de la madre está en peligro.

La profesora de Harvard y experta en derechos humanos en el área de derecho internacional, Mary Ann Glendon, reaccionó a las propuestas del documento de la ONU. “En primer lugar, el Comité de Derechos Humanos de la ONU no tiene poder para crear los derechos humanos”, dijo ella.

La afirmación del comité de que el aborto es un “derecho humano fundamental y su alegación absurda de que los derechos al aborto derivan del derecho a la vida … muestran cómo los órganos de la ONU son susceptibles a hacer lobby por una agenda que intenta reconocer nuevos derechos universales “, agregó Glendon.

El memorando también abordó el suicidio asistido por médicos, orientando a los profesionales a “facilitar el término de la vida de adultos afectados, como aquellos que están en estado terminal, que experimentan severos dolores físicos y mentales y sufrimiento y que desean morir con dignidad”.

El documento, que aún necesita ser aprobado en una reunión con todos los Estados miembros en marzo de 2019, da indicios de la dirección a seguir por la ONU en los próximos años.

“Aunque los Estados miembros pueden adoptar medidas para regular el embarazo, tales medidas no deben dar lugar a una violación del derecho a la vida de una mujer u otros derechos conforme al Pacto, incluida la prohibición de la crueldad, los tratos o las penas inhumanas y degradantes. Así, cualquier restricción legal a la oportunidad de las mujeres que buscan el aborto no deben, entre otras cosas, poner en riesgo sus vidas o someterlas a dolor físico o mental, o sufrimiento, lo que viola el artículo 7. Los Estados miembros deben proporcionar el acceso seguro al aborto para proteger la vida y la salud de las mujeres embarazadas y en situaciones en que llevar un embarazo a término causaría a la mujer dolor o sufrimiento sustancial, más notablemente donde el embarazo es el resultado de violación o incesto, o aun cuando el feto, sufre deficiencias fatales. Los Estados miembros no pueden crear leyes sobre el embarazo o el aborto de manera que contradiga su deber de garantizar que las mujeres no tengan que hacer abortos sin seguridad. [Por ejemplo, no deben tomar medidas como criminalizar el embarazo de mujeres solteras o aplicar de sanciones penales contra mujeres sometidas al aborto o contra médicos que les ayudan a hacerlo. Al tomar tales medidas, la expectativa es que aumente significativamente la búsqueda de abortos inseguros]. Los Estados miembros tampoco deben introducir exigencias humillantes o excesivamente onerosas a las mujeres que desean realizar un aborto. El deber de proteger las vidas de las mujeres de los riesgos asociados al aborto inseguro exige que los Estados miembros aseguren el acceso de mujeres y hombres y, en particular, de adolescentes, a la información y la educación sobre opciones reproductivas, incluida una amplia gama de métodos anticonceptivos. Los Estados miembros también deben garantizar una atención adecuada de salud prenatal y post-aborto para gestantes”.

Le puede interesar: Multimillonario: “El secreto para el éxito es fe en Jesús”

Comunicador Social con especialidad en Radio y Televisión. Diplomado en Teología por el Seminario Teológico de Nicaragua. Diez años de experiencia en periodismo cristiano. Manejo de Redes Sociales y SEO. Periodismo Digital. Actualmente supervisor de edición en NoticiaCristiana.com.

Continue Reading
Advertisement

Más leídas

Recibe Notificaciones de las nuevas noticias.    Ok No thanks