Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- Durante la última década las mujeres han tomado un poder diferente, más representativo, más unánime, más escuchado, más controversial muchas veces y, sin duda, más proactivo.

Se escuchan un sin número de discursos al respecto. Se habla de empoderamiento femenino, de lucha por los derechos y libertades de las mujeres y se presentan también varios consejos para que una mujer sea más poderosa.

Y en todo este cambio hay algo de resaltar, y es el valor al enriquecimiento y desarrollo mental y espiritual que tienen las mujeres en  todos los ámbitos de su vida.

La Biblia tiene varios ejemplos de mujeres temerosas de Dios que marcaron la diferencia en su momento.

Esas mujeres se destacaron en un mundo dominado por los hombres, y demostraron que Dios nos usa a todos para cumplir sus propósitos.

Sin embargo, la Biblia nos enseña varias historias, donde Dios pasó por alto a los esposos y guardianes hombres, y habló directamente con mujeres, con mensajes de vital importancia.

Mujeres bíblicas

La Sagrada Escritura nos presenta 9 mujeres que se destacaron, pero, no son las únicas valga la claridad, dentro de ellas está la más representativa,  María, una joven sencilla que fue escogida para una gran misión: ser la madre de Jesús.

Ella no rechazó esa misión sino que la aceptó con fe. Con seguridad y aplomo María ayudó a educar a Jesús y, años más tarde, lo vio resucitado en gloria.

Nos presentan a Sara, aunque ya estaba entrada en años, abandonó todo para vivir el resto de su vida en tiendas de campaña.

 Ella permaneció siempre al lado de su esposo, Abraham, apoyándolo. Sara creyó a Dios, y con 90 años, vio realizado su sueño de tener un hijo. Dios llenó su corazón de alegría.

Sara dijo entonces, “Dios me ha hecho reír, y todos los que se enteren de que he tenido un hijo se reirán conmigo”, Génesis 21:6.

También, nos describen a Débora,  una profetisa y jueza que lideraba a Israel cuando no había rey. Ella convocó el ejército y animó a los guerreros a derrotar a los opresores. Bajo el liderazgo de Débora, Israel tuvo paz durante 40 años.

Otras de las mujeres que oró por su hijo hasta que finalmente se hizo realidad fue Ana, quien no podía concebir, pero confiaba en Dios y oró con fe por un bebé.

Cuando Dios se lo dio, ella se lo dedicó como muestra de agradecimiento, Samuel se crió en el templo y llegó a ser un gran profeta.

Otra mujer  que se destacó fue Miriam  quien nació y creció como esclava en Egipto. Cuidó de su hermano Moisés cuando él era un bebé. Ese es el mismo Moisés a quien Dios usó para liberar al pueblo de la esclavitud.

 Además de ser líder de alabanza, Miriam era profetisa y era muy respetada por el pueblo hebreo.

Miriam les cantaba así: “Canten al Señor, que se ha coronado de triunfo arrojando al mar caballos y jinetes”, (Éxodo 15:21).

Mujer de fe

Como una mujer de fe, describen a Rajab, la misma que salvó la vida de dos espías hebreos. Esa fue la razón por la que su familia se salvó cuando los hebreos atacaron Jericó.

Gracias a su fe esta mujer despreciada se ganó un lugar entre el pueblo de Israel, llegó a ser uno de los antepasados de Jesús y obtuvo un puesto entre los héroes de la fe.

“Por la fe la prostituta Rajab no murió junto con los desobedientes, pues había recibido en paz a los espías”, (Hebreos 11:31).

A partir de las Escrituras, podemos ver claramente que Dios no habla solamente a los hombres y maridos, incluso en asuntos que afectan directamente a ellos y a sus familias.

Dios puede y quiere confiar su palabra, con la autoridad que conlleva, directamente a las mujeres y esposas. Sin lugar a dudas, el Señor puede hablar con las mujeres sin usar a hombres o líderes de la iglesia masculinos como mediadores.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM – Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.