15°C New York
04/13/2024
¿Odiaba el apóstol Pablo a las mujeres?
Blogs Sociedad

¿Odiaba el apóstol Pablo a las mujeres?

Mar 20, 2022
Spread the love

NOTICIACRISTIANA.COM.-  Pablo escribió en Gálatas 3:28 : “Ya no hay judío ni griego, esclavo ni libre, hombre ni mujer, porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús”.

Él escribió en 1 Corintios 11:11-12: “En el Señor, sin embargo, la mujer no es independiente del hombre, ni el hombre es independiente de la mujer. Porque como la mujer procede del varón, así también el varón nace de la mujer. Pero todo viene de Dios”.

Note no solo el valor que Pablo le da a la mujer en el primer pasaje, sino también la restauración de la mujer a su rol complementario como se demuestra en el segundo pasaje.

Hay que profundizar más sobre Pablo

En 1 Corintios 14:34-35 , Pablo expresamente prohibió a las mujeres hablar en la iglesia y les exigió que fueran sumisas.

Por cierto, debemos notar que en 1 Corintios 14 Pablo estaba delineando las reglas para hablar en lenguas durante un servicio de adoración en la iglesia. A la luz del contexto, Pablo estaba declarando que las mujeres no debían hablar en lenguas en el servicio de la iglesia.

En 1 Timoteo 2:11-14 Pablo declaró: “La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. 12 Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. 13 Porque Adán fue formado primero, después Eva; 14 y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión”.

El razonamiento teológico de Pablo en este pasaje de por qué las mujeres no deberían tener autoridad necesita atención cuidadosa. Que las mujeres deben aprender de los hombres y someterse a ellos, como se declara aquí, ha causado mucha discusión y conflicto a lo largo de los años.

Muchas veces hay más en un pasaje de lo que se ve a simple vista. 1 Timoteo 2:11-14 es uno de esos ejemplos.

Una lectura superficial del pasaje dice simplemente que las mujeres no deben tener autoridad sobre los hombres porque Eva fue engañada en el Jardín y Adán no. Adán sabía exactamente lo que estaba haciendo cuando comió del fruto prohibido. ¿Qué es peor, ser engañado, o desobedecer intencional y voluntariamente la palabra expresa de Dios?

Una interpretación adecuada de este pasaje debe considerar otros pasajes bíblicos relevantes.

 Finalmente, debemos considerar las implicaciones de largo alcance de si esta instrucción proviene o no de Dios mismo o es simplemente la opinión de Pablo. Compare «No permito», con la declaración de Pablo, «A los demás les digo esto (yo, no el Señor)…» en 1 Corintios 7:10-14. Este pasaje no es tan fácil de interpretar o aplicar como muchos nos quieren hacer creer.

Cuando ponemos en perspectiva todo el cuerpo de los comentarios de Pablo sobre las mujeres, vemos qué está lejos de odiar a las mujeres…

Pablo quiso liberar a las mujeres

En la sociedad de los días de Pablo, las mujeres tenían poca o ninguna posición. “Prefiero que quemen el rollo de la Ley que se la enseñen a una mujer”, escribió el rabino Eleazer en el Talmud. 

La cultura griega no era mejor. La respetable mujer griega nunca aparecía sola por la calle; nunca fue a una asamblea pública, y mucho menos habló en una.

Las enseñanzas de Pablo con respecto a las mujeres fueron revolucionarias para su sociedad que devaluaba a las mujeres. Según Pablo, las mujeres debían ser enseñadas e instruidas.

En Romanos 16:1-2, Pablo mencionó a Febe como una «gran ayuda» para él. Esta palabra griega no aparece en ningún otro lugar del Nuevo Testamento. 

Tan revolucionario fue el poder de Cristo en los primeros tiempos de la iglesia que Libanio, el filósofo pagano, exclamó: «¡Qué mujeres tienen estos cristianos!».


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM.- Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.


Post Visitors:434

You cannot copy content of this page