15°C New York
05/24/2024
Blogs Sociedad

¿Puede un cristiano perder su unción?

May 13, 2024
Spread the love

NOTICIACRISTIANA.COM. – En una reciente entrevista el evangelista Benny Hinn habló sobre ocasiones en el pasado que afectaron su unción. Admitió haberse equivocado. E incluso se sentía inseguro de la corrección de sus acciones. Especialmente cuando se trataba de profecía y evangelio de prosperidad.

Estos fueron los errores que Hinn admitió que causaron daño a sí mismo y a otros al ofrecer tales declaraciones.

Sin embargo, el predicador Hinn no es ajeno al estudio de la unción de Dios en el texto de la Biblia. Incluso escribió un libro al respecto llamado “Misterios de la Unción”. En su libro concluye que sí, un cristiano puede perder la unción que Dios tiene sobre su vida.

Seis maneras de perder la unción

Estas son las seis formas en que Benny Hinn encontró que la unción puede dejar la vida de un cristiano:

  • Entreteniendo a lo demoníaco. ¿Cómo? Cuando permiten que cosas demoníacas entren en sus vidas. Al igual que Acán en Josué 7, quien tomó algún tipo de imagen demoníaca y la escondió en su tienda. Allí violó directamente de lo que Dios había instruido.
  • Permitir que la carne la contamine. Dios dice en Éxodo 30:32: “Sobre la carne del hombre se derramará [el aceite de la unción]”. Él está diciendo: “No dejes que la carne interfiera. No dejes que tu naturaleza carnal y el mundo entren ahí”.
  • Permitir que la unción sea imitada, prestada o robada. La unción que tienes sobre ti para tu ministerio es la única que puedes liberar. Entregarla a las personas adecuadas es la clave porque esta unción se debilita cuando la entregas a personas que no la merecen.
  • Permitir que las personas equivocadas se acerquen a usted. Estas pueden luchar contra el plan de Dios para ti y debilitar la unción fortalecedora en tu ministerio.
  • Espíritus controladores. En 3 Juan 1:9, Juan advirtió a la iglesia acerca de un hombre controlador llamado Diótrefes, que quería preeminencia. Estaba tratando de controlar la vida de las personas con su espíritu religioso.
  • El pecado de los demás. Si las personas equivocadas te tocan, debilitarán la unción que tienes sobre ti. Dice en 1 Timoteo 5:22: “No impongas repentinamente las manos a nadie, ni participes en pecados ajenos; consérvate puro”. Protégete del peligro, la brujería y lo demoníaco que traen consigo.

Podemos salirnos del camino y perder la protección de Dios por nuestra propia voluntad. Pero somos igualmente capaces de estar bien con Él y corregir nuestros errores y continuar cumpliendo la Gran Comisión.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM. – Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a subscribirse al boletín informativo y a la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.


You cannot copy content of this page