Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- Hay una expresión que dice algo así como «Ella está en llamas». La mujer mencionada, sea lo que sea que esté haciendo, está realizando bien la tarea.

El fuego comunica intensidad a la acción. A veces, los cristianos describen su fe como «en llamas». Esta expresión es apropiada considerando las formas en que se evoca el fuego en la Biblia. Algunos de los cuales describirían apropiadamente la fe.

Un caso particular ocurre en el libro del Éxodo donde Moisés, antes de convertirse en una figura de renombre a lo largo de los siglos, se encontró con una zarza ardiendo. Aunque no se trataba de un incendio ordinario. Este arbusto fue incendiado por una presencia divina. 

En ese terreno sagrado es donde Moisés se encontró con el gran YO SOY. El momento marcó un cambio en su vida donde Dios encendería su fe, dándole el encargo de guiar a otros con un propósito ordenado por Dios.

Hay lecciones para el creyente de hoy en día en esta historia. Lecciones que son importantes para cualquier creyente a lo largo de la historia. Examinaremos 3 lecciones importantes de Moisés y la zarza ardiente, después de tomarnos un tiempo para comprender el contexto de este evento.

¿Qué sucede en la historia de Moisés y la zarza ardiente?

Leemos sobre Moisés y la zarza ardiente en el tercer capítulo del Éxodo. El pasaje comienza con una descripción de Moisés sirviendo como pastor de las ovejas de su suegro. Moisés lleva el rebaño de ovejas al desierto y llega a una montaña llamada Horeb. 

Mientras se cumple un deber ordinario, sucede algo muy inusual: un arbusto se incendia. Solo un arbusto. Moisés no es ajeno al fuego, pero una sola zarza ardiendo probablemente le parezca extraño. Aún más extraño, Moisés observa rápidamente que el fuego no estaba destruyendo la vegetación.

“Así que Moisés pensó: ‘Debo ir y contemplar este espectáculo extraordinario. ¿Por qué no se está quemando la zarza? (Éxodo 3: 3).

El fuego se describe inicialmente como iniciado por un ángel del Señor. Sin embargo, una vez que Moisés se da cuenta de la zarza, es cuando Dios comienza a hablar con Moisés. 

Cuando Dios le habla a su siervo, llama a Moisés por su nombre. De hecho, ¡él llama el nombre de Moisés dos veces! A este reconocimiento personal, Moisés responde de la misma manera. Se presenta fácilmente a Dios.

Dios instruye a Moisés

A partir de ahí, Dios comienza a darle instrucciones a Moisés. Primero, tiene que quitarse las sandalias porque el suelo es sagrado, posiblemente por lo que acaba de ocurrir con la zarza ardiente. 

Entonces Dios le habla a Moisés y le dice que Él es el Dios de sus antepasados. También los llama por su nombre: Abraham, Isaac, Jacob. Dios dice que sabe que sus hijos están sufriendo en Egipto. Él escucha sus oraciones y tiene una respuesta.

Dios le da a Moisés una orden: ir a Egipto y presentar un caso ante el faraón para que los judíos sean liberados. Y le dice a Moisés que esta aventura no será fácil. 

Como Dios eligió hablar con Moisés a través de la zarza en lugar de la oración estándar , podemos estar seguros de que hay simbolismo y lecciones importantes que aprender de esta historia.

La zarza ardiente muestra la cercanía de Dios

Dios se acercó a Moisés en esta historia. Dio a conocer su presencia. Moisés aceptó esa cercanía cuando Él a su vez se presentó a Dios. Esta historia, como otras en la Biblia, habla de la omnipresencia de Dios. Él nos encuentra donde estamos incluso cuando no sabemos dónde encontrarlo, o si ni siquiera pensamos en buscar.

Además, Dios se manifestó a través de una zarza ardiente. Dios elige cómo dará a conocer Su presencia. Para algo tan monumental, como la misión de Moisés, Dios apareció como algo extraordinario. 

Sabemos que la presencia de Dios con Moisés no se limita a la zarza cuando le dice a Moisés que estará con él durante el viaje. Moisés no está solo y, de hecho, nunca estuvo solo. Desde el momento en que se despertó hasta el momento en que viajó a Horeb y vio la zarza ardiendo, Dios estuvo con él.

Hoy, podemos aplicar este conocimiento a nuestras propias vidas reconociendo que Dios está presente con nosotros todos los días y durante todo el día. Nos ve despertar y nos ve dormir. Dios también tiene el poder de dar a conocer Su presencia de una manera no tan sutil. 

Moisés se encontró con una zarza ardiendo, pero podemos encontrarnos frente a circunstancias inusuales, o tal vez ver un cartel publicitario o una nube, algo que nos informa que Dios está presente y nos está llamando.

La zarza ardiente muestra el llamado de Dios

Dios le dio un mandato a Moisés, un llamado o vocación divina. A pesar de que Moisés dudaba de sí mismo, el mandato de Dios se mantuvo. Y como revela el resto del Éxodo, Dios cumplió Su palabra. Siempre lo hace. Lo que la historia de Moisés informa a los lectores es que Dios les da un propósito a sus hijos. 

Ese propósito puede ser algo para lo que no nos sentimos capacitados, pero Dios tiene un plan. El plan de Dios para Moisés no se pensó en el acto. Dios le dio una tarea que ya estaba calculada.

Todo lo que Moisés no tenía, Dios lo supliría y lo hizo. Lo mismo es cierto para los cristianos de hoy. A veces se nos llama a hacer cosas que no nos emocionan o no son capaces de realizar. 

Sin embargo, si Dios sabe que podemos, ¿por qué no podemos creer en nosotros mismos? La implicación es que Dios no sabe tanto como nosotros si dudamos de Su llamado en nuestras vidas.

En cambio, lo que deberíamos hacer es humillarnos ante Dios y preguntarle cuál es la mejor forma de cumplir nuestra vocación.

La zarza ardiente muestra la confianza sobre la duda

Moisés no fue perfecto en su relación con Dios. En este capítulo dudó, luego nuevamente en Éxodo dudó. Esta duda posterior llevó a que su hermano Aarón sirviera como la voz del pueblo. Moisés actuó como intérprete. 

Aunque era imperfecto en su fe, Moisés demostró mucha confianza en Dios. Se le asignó una tarea importante que probablemente parecía imposible según los estándares humanos. Se suponía que debía liberar a toda una nación de la esclavitud.

Independientemente de las dudas que cruzaran por su mente durante la aventura, Moisés mantuvo su relación con Dios. Actuó en nombre del Señor incluso cuando se encontró con oposición.

Debemos trabajar para mostrar este mismo nivel de confianza y Dios, e idealmente, más confianza de la que logró Moisés. 

Si vemos que Dios puede hacer grandes cosas a través de un hombre, ¿Qué puede hacer a través de nosotros? Moisés dudó porque miró las circunstancias. Cuando logró confiar, miró a Dios. Nosotros deberíamos hacer lo mismo.

Nuestra zarza ardiente

¿Dios te está hablando hoy, a través de una persona, un sermón, un mensaje en una valla publicitaria? ¿Dios te está llamando por tu nombre para que le sirvas? Moisés nos muestra que Dios puede alcanzarnos dondequiera que estemos y a quien Él elija. Dios puede realizar lo simplista y lo extraordinario, por su cuenta y a través de su pueblo.

Moisés se topó con obstáculos, algunos predeterminados, otros Él mismo se creó a través de sus dudas. En todos los casos, Dios lo ayudó. Dios nunca se apartó de su lado.

Debemos sentirnos animados al saber que Dios nos apoyará en todo lo que nos ha llamado a lograr. Así como nos llama por nuestro nombre, nos da a cada uno una vocación. Simplemente tenemos que responderle y decir: «Aquí estoy, Señor».

Te podría interesar

Muere pastor que pidió que lo enterraran vivo para emular la resurrección de Jesús

Fiel acusa a un pastor durante un culto de tener una relación con su esposa

Jerusalén: Judíos testifican protección de Dios tras gigantesco incendio

¿Los cuatro jinetes del Apocalipsis ya recorren la Tierra?

Pastor se casa por segunda vez con su esposa, pero en una iglesia católica


Escrito por Aaron Brown, un escritor independiente, profesor de danza y artista visual. Actualmente contribuye con artículos a GodUpdates , GodTube, iBelieve y Crosswalk . Aaron también apoya a los clientes a través de la plataforma autónoma Upwork.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM – Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.


close

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial de NoticiaCristiana.com en tu bandeja de entrada, todos los días.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.