Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- Patricia era solo una niña de 5 años cuando se vio obligada a entrar en un culto satánico. A partir de eso muchos demonios empezaron a atormentarla. Encontró la paz hasta que se convirtió al cristianismo y aceptó a Jesús como su salvador.

Desde que era una niña pequeña, fue torturada y atormentada, todo en nombre del mismísimo diablo. Ahora, décadas después de soportar esa pesadilla viviente, rompe su silencio y entrega su testimonio, informa CBN News.

“Las personas en las que más confías y que se supone deben cuidar de ti y protegerte del daño, en realidad son las que más daño hacen”, dice. Cuando Patricia tenía 5 años fue iniciada en el culto satánico secreto a través de una serie de rituales enfermizos y abusivos.

“Los miembros de la familia me llevaron para participar en una ceremonia, un ritual. En el sótano había un altar que estaba hecho de madera. Ellos estaban cantando en algún idioma desconocido. Solo recuerdo que me inmovilizaron, ataron y luego me realizaron un ritual”, expresó Patricia.

Patricia dice que fue violada y se comprometió con Satanás. Los rituales satánicos y el sacrificio de animales continuaron durante toda su infancia. “Nos obligaban a beber la sangre y a comer ojos, y si no lo hacíamos, nos atormentaban hasta que lo hicieramos”, comentó.

Escape de su familia

A los 13 años se escapó de casa. Pero la oscuridad con la que había crecido la siguió. Durante su adolescencia hasta los 20 años leyó cartas del tarot y se comunicaba con los espíritus. Todo ese tiempo vivió en constante miedo y oscuridad.

“Podía ver demonios, espíritus y fantasmas. A medida que crecía deseaba tener poder completo sobre mi vida y con los demonios rondando no podía. Por ello pensaba en suicidarme. Lo intenté hacer muchas veces, ya sea cortándome las muñecas o tomando pastillas. Pero lo único que lograba era terminar en la sala psiquiátrica”, aseguró.

Ella anhelaba la libertad pero no sabía a dónde acudir. “Quería paz. Quería ser feliz, pero no sabía cómo conseguirla, porque le tenía miedo a Dios. Odiaba a Dios. No quería tener nada que ver con Él. Buscaba estar segura, buscaba la paz, buscaba ser amada”, dijo.

Primera ida a la iglesia y salvación

Patricia, desesperada, fue a la iglesia con un amigo cristiano. Mientras estuvo en la iglesia sintió el amor de Jesús por primera vez. Luego dice que empezó a sentir algo más. 

“Todos alababan al Señor y yo quería hacer lo que todos estaban haciendo. Quería sentir lo que estaban sintiendo. Necesitaba la libertad. Así que levanté las manos y una presencia oscura apareció detrás de mí y literalmente me sacudió el hombro”, señaló.

Sin embargo, Patricia se hizo fuerte y dijo, “No. No voy. No, no me voy. Aquí es donde me quedo. Continué y llorando decía: ‘Jesús, Jesús, Jesús, Jesús, Jesús, Jesús”. Tras ese suceso pudo sacar la oscuridad de su vida y encontró la paz en Cristo.

Patricia porsteriormente se hizo cristiana y comenzó un largo viaje hacia la libertad y la plenitud con Jesús. “Ahora camino todos los días con alegría. Nunca me olvido de agradecerle lo que ha hecho en mi vida. Disfruto mucho más la vida, sé que tarde mucho, pero Él me ha devuelto todo esos años que el diablo me robó”, concluyó.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM – Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.